Democracia y Justicia

¿Qué es la prensa libre, cómo funciona y qué papel juega en la democracia?

¿Que significa una prensa libre, cómo funciona, y cuál es su papel en una democracia moderna? Explicamos detalladamente por qué es importante y por qué está amenazada - incluso en la UE.

by Jonathan Day

Lo que leemos, oímos y compartimos todos los días, ya sea leyendo el periódico por la mañana o conversando con amigos, constituye una parte fundamental de nuestra democracia. Tener acceso a una información de calidad sobre la sociedad en la que vivimos, y poder mantener debates libres y abiertos sobre cómo son las cosas y cómo deberían cambiar, es el tipo de diálogo que nutre una democracia sólida. Y todo depende de contar con una prensa libre.

¿Qué es la prensa libre?

Cuando decimos que un país tiene libertad de prensa, nos referimos a que sus medios de comunicación y otras publicaciones, incluso los ciudadanos a título individual, tienen derecho a comunicar información sin influencia ni temor a las represalias del Estado o de otras entidades o individuos poderosos. A menudo utilizamos los términos "prensa libre" y "periodismo independiente" más o menos indistintamente.

En la historia moderna, las Naciones Unidas perfilaron en 1948 una concepción común del principio de la libertad de prensa. El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos lo codifica junto con el derecho a la libertad de expresión:

"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".

Hoy en día, la mayor parte de las democracias cuentan con alguna protección para la libertad de prensa, ya sea en la constitución o en una ley individual. En Europa, la libertad de prensa está protegida por el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y por el artículo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

¿Cuál es el sentido de la libertad de prensa?

La finalidad de la prensa libre es garantizar a la población la libertad de recibir y difundir una información que no esté manipulada ni al servicio de una persona, entidad o interés particular. A menudo, de hecho, su deber es investigar a las personas en el poder, y especialmente al gobierno, hacer las preguntas difíciles e intentar revelar lo que realmente está sucediendo, independientemente de las consecuencias políticas.

¿Por qué es tan importante la libertad de prensa?

Sencillamente, porque una democracia no puede ser tal sin que una prensa libre. La fuerza de la democracia está en manos de la ciudadanía, por ello, debe estar bien informada para tomar las decisiones correctas a la hora de votar. Y luego debe tener una idea ajustada de lo que ocurre después: cómo han funcionado los políticos elegidos o qué ha pasado con las decisiones tomadas en las urnas.

Una prensa libre ayuda en cada paso de este proceso. Proporciona información a los votantes antes de votar; fomenta el diálogo y el debate para enriquecer la comprensión de esta información; y luego informa a la ciudadanía sobre la labor del gobierno y si realmente están llevando a cabo sus promesas. En democracia, la ciudadanía delega el poder de decisión en sus cargos electos, y la prensa es una forma de controlarlos.

¿Cuál es (o debería ser) el papel de una prensa libre en una democracia?

Una prensa libre es un órgano vital en una sociedad democrática. Para que podamos votar con conocimiento de causa a nuestros representantes o sobre determinados temas, necesitamos saber qué es realmente lo que ocurre. Una prensa libre, que no esté sujeta a influencias del gobierno o de los compañeros de golf del primer ministro es la que nos brinda la información correcta sobre los temas, las políticas y los acontecimientos.

Otra función de la prensa libre es la de supervisar: informar sin tapujos sobre los políticos y otras entidades de poder, sin miedo a la represión. Corrupción, clientelismo, malversación de fondos, un fin de semana bastante lamentable en Ibiza... A menudo nos enteramos de las malas prácticas de nuestros representantes u otras autoridades únicamente debido a una sociedad que protege la libertad de prensa.

Y, por supuesto, queremos debatirlo todo. Una prensa libre lo facilita: crea más oportunidades para que escuchemos otros puntos de vista o nuevas informaciones, y nos ofrece la posibilidad de transmitir nuestras propias opiniones al resto de la población. Cuanto más discutamos, mejor informados estaremos y más capaces seremos de tomar las mejores decisiones sobre nuestro futuro.

¿Existen límites legales a la libertad de prensa en distintas partes del mundo?

Incluso en países con una fuerte tradición de libertad de prensa y un mercado de medios de comunicación saturado y diverso, existen límites a lo que un periodista o un presentador de televisión puede informar. Por ejemplo, no se puede informar sobre temas que puedan comprometer la seguridad nacional o revelar secretos de Estado.

Aunque, quizá tiene más sentido analizar los límites indebidos que se imponen a la libertad de prensa. En muchos países está restringida: Corea del Norte no tiene ningún tipo de prensa libre y tampoco se esfuerza por fingir lo contrario; Hungría finge tenerla e incluso está obligada legalmente a protegerla, pero actualmente cuenta con muy pocos medios de comunicación independientes.

Como hemos señalado, la legislación de la UE obliga a los Estados miembros a proteger la libertad de prensa. Muchos lo hacen y favorecen entornos de medios de comunicación dinámicos y sólidos que son un ejemplo para muchos otros países del mundo. Pero Hungría no es el único país de la UE que no respeta este derecho básico.

En Polonia, una empresa petrolera estatal compró el año pasado uno de los mayores grupos de comunicación del país, Polska Press. Con una audiencia de unos 17 millones (de un total de población de 38 millones), el Estado tiene ahora una gran capacidad de control de las noticias que consume casi la mitad del país. Además, un sacerdote muy cercano al gobierno es propietario de otra de las principales empresas de comunicación, amplaindo así aún más el alcance del gobierno.

Help Us Protect Free Press Donate
En República Checa, el primer ministro Andrej Babiš es dueño de una enorme parte de los de medios de comunicación del país. Según un informe de 2015 de Foreign Policy, los utiliza para "ofrecer una cobertura favorable sobre sí mismo y criticar a sus oponentes". En Eslovenia, el gobierno está debilitando activamente la prensa libre. Un reportaje reciente reveló que Eslovenia "ha visto cómo se deteriora la libertad de prensa desde que [el primer ministro Janez] Jansa volvió al poder en marzo de 2020".

Pero el deterioro de la prensa libre se está convirtiendo en un fenómeno mundial. El Informe 2021 de Reporteros sin Fronteras sobre la libertad de prensa en el mundo constata un empeoramiento en casi todo el mundo. De manera inquietante, parece que este descenso está relacionado, al menos en parte, con la pandemia de COVID-19, ya que casi el 75% de los países bloquearon de alguna forma los medios de comunicación libres durante la pandemia.

¿Por qué está en declive la libertad de prensa?

La prensa libre está amenazada o en declive precisamente porque es muy importante para la democracia. Los gobiernos autoritarios quieren conservar el poder por encima de todo, y como la mayor parte no solo son increíblemente corruptos, sino también incompetentes, quieren evitar que la ciudadanía reciba información objetiva. Pero cuando no hay prensa libre, cuando el flujo de información está controlado por el gobierno o la oligarquía, la población recibe una imagen distorsionada de lo que ocurre.

También está en declive porque el ecosistema de los medios de comunicación ha cambiado. Facebook, Google y otras grandes empresas tecnológicas se han hecho con una posición de dominio del mercado, de modo que resulta muy difícil que empresas más pequeñas, medios de comunicación independientes u otras publicaciones puedan competir. Estas plataformas agregan las noticias y las comparten sin que los ingresos vuelvan a la fuente que realmente escribió las noticias. Por ello, si queremos proteger la pluralidad y la diversidad de nuestro paisaje mediático y mantener una prensa verdaderamente libre, es preciso cambiar ese régimen.

¿Qué podemos hacer para aumentar la libertad de prensa?

Si tenemos la suerte de vivir en un país con prensa libre, debemos apoyarla. Puede ser mediante donaciones, participando en debates, leyendo periódicos y enseñando a los niños y niñas y a las personas mayores a utilizar los medios de comunicación en línea de forma segura y sin perderse en el flujo de la desinformación. También significa apoyar el derecho a la libertad de expresión, que va de la mano de la libertad de prensa. Asimismo, podemos votar a los partidos políticos que apoyen estas cuestiones, con la esperanza de que protejan la prensa libre, por ejemplo, regulando la industria de la publicidad o los medios digitales para que los medios más pequeños e independientes tengan la oportunidad de competir con las grandes plataformas.

Donate to liberties

DONATE TO LIBERTIES

Your donation makes our team stronger, our campaigns louder, and our defense of your human & digital rights more impactful.

KEY ACHIEVEMENTS

  • 100+ EU-wide human & digital rights campaigns
  • 500+ rights defenders trained
  • 100,000+ monthly website visitors
  • Quotes in The Guardian, The New York Times, Reuters & more


More milestones


Your support makes a difference.

Your donation will help us become stronger, louder and more sustainable, and it will directly support the core vision of Liberties: the full implementation of human rights in the European Union.

Subscribe to stay in
the loop

Why should I?
  • You will get the latest reports before everyone else!
  • You can follow what we are doing for your right!
  • You will know about our achivements!

Show me a sample!