Democracia y Justicia

Guía de la desinformación en 6 pasos: No te dejes arrastrar por las falsedades sobre la guerra en Ucrania

La invasión de Ucrania ha abierto las puertas a la desinformación. Sigue nuestra guía en 6 pasos para protegerte y evitar ser arrastrado por noticias poco fiables.

por Eleanor Brooks

La desinformación está desempeñando un papel gigantesco en la invasión rusa de Ucrania: cada vez hay más pruebas de que los rusos están siendo deliberadamente engañados por su gobierno y los medios de comunicación controlados por el Estado. La propaganda rusa también es amplificada por los medios de comunicación estatales dentro de la Unión Europea, por ejemplo, en Hungría.

La desinformación supone una amenaza grave para las sociedades democráticas también en tiempos de paz. Las versiones contradictorias de los acontecimientos enturbian las aguas, lo que dificulta que la gente conozca la verdad de lo que está ocurriendo. Sin una imagen fiel, es más difícil que los ciudadanos se manifiesten y hagan oír su voz sobre los asuntos que les conciernen. La desinformación también puede distorsionar el debate público, amenazando las elecciones libres y justas.

¿Qué es la desinformación?

La desinformación es una información falsa que se comparte con la intención de engañar a la gente. Quien comparte la "noticia" sabe que es falsa y pretende engañar a su audiencia. A diferencia de la información errónea (información engañosa, incorrecta o completamente falsa que se comparte sin que la persona sepa que es incorrecta), el intercambio de desinformación no se hace de buena fe. Se trata más bien de una intención deliberada de crear división y sembrar el miedo difundiendo a sabiendas contenidos que son incorrectos.


Guía de la desinformación en 6 pasos

Las teorías conspirativas se han sofisticado últimamente: para estar alerta ante la desinformación es esencial que adoptes una mentalidad crítica ante todos los contenidos en línea que consumes. Antes de compartir cualquier cosa, haz una pausa y repasa esta lista de tareas.

1. Conoce la autoría

Como primer paso, debes considerar la autoría.

¿Está el autor reconocido como fiable? ¿Está simplemente exponiendo su opinión o compartiendo pruebas anecdóticas? Hay que tener mucha precaución con la información que circula por las redes sociales, las aplicaciones de mensajería y los tablones de anuncios.

El hecho de que alguien tenga un gran número de seguidores o una cuenta verificada en las redes sociales no significa necesariamente que sus contenidos sean dignos de confianza. Debes desconfiar especialmente de las cuentas que se hayan incorporado recientemente a la plataforma.

2. Conoce el medio de difusión

¿En qué plataforma o medio de difusión has encontrado la información? Comprueba la fiabilidad del medio de comunicación que estás utilizando y verifica la información con otras fuentes.

Si lees algo en las redes sociales, comprueba si la misma noticia se publica también en medios de comunicación más grandes y consolidados. Si lees una noticia en un medio políticamente extremista, ¿hay otros medios que publican la misma historia?

Apoya nuestra labor para protegerte de la desinformación Haz una donación

3. Verifica las pruebas

¿Están las alegaciones respaldadas por pruebas solventes? Examina detenidamente las pruebas que se ofrecen: ¿coinciden los detalles con la situación actual, por ejemplo, el lugar, el clima, el terreno? Presta atención a posibles contenidos reutilizados de un artículo de noticias anterior o de un evento completamente diferente.

4. Comprueba las imágenes y los videos

Si tienes la corazonada de que las pruebas proporcionadas son chungas, haz caso a tu instinto. Hay muchas herramientas y estrategias disponibles para verificar si una imagen o un vídeo son legítimos.

-Comprueba si la imagen ha sido retocada: comprobando los metadatos de una imagen puedes ver si ha sido manipulada. Utiliza las herramientas Exif de tu smartphone, como la app ExifWizard

-Búsqueda inversa de imágenes: haz una captura de pantalla y busca la imagen con la herramienta de imágenes inversas de Google, u otras herramientas similares como Tineye.com o la extensión de Google RevEye

- Utiliza una herramienta de Amnistía Internacional que verifica los vídeos de YouTube

5. ¡Comprueba los hechos!

Si una noticia te parece sospechosa, hay muchos sitios web fiables de comprobación de hechos que desenmascaran las teorías conspirativas y la información errónea.

-Snopes

-

-Bellingcat

-Google Fact Check Tools: enumera las comprobaciones de hechos recientes realizadas por varias publicaciones en línea

6. ¡Denuncia!

Si detectas una noticia falsa en Internet, denúnciala a la plataforma y envíala a un sitio web de comprobación de hechos. Si uno de tus amigos ha divulgado la noticia, ¡envíale esta guía!


¿Por qué es importante combatir la desinformación?

Equipado con tu pesada caja de herramientas, puede que te preguntes si todo esto es un poco exagerado. Pero, ahora más que nunca, tenemos que estar alerta, y por eso Liberties ha estado muy implicado en hacer campaña a favor de una reforma legislativa de la UE que luche contra la desinformación. La doble crisis de la pandemia de Covid-19 y la invasión de Ucrania ha sido un caldo de cultivo para las teorías conspirativas y la desinformación. Como resultado, incluso personas bien intencionadas han sido fuente de informaciones erróneas al compartir falsedades y contenidos manipulados.

La desinformación siembra la desconfianza. Pero es todavía más peligrosa si la gente se la cree y la comparte. Al rechazar y denunciar la desinformación, estás contribuyendo a proteger la democracia. ¡Detéctala y detenla!

Lee más artículos sobre este tema:

La invasión de Ucrania por parte de Putin debe espolear a los líderes de la UE a fortalecer nuestra democracia

Estamos con Ucrania