Democracia y Justicia

Qué son los derechos civiles: definición, orígenes, movimientos, situación actual

Los derechos civiles garantizan la igualdad ante la ley, independientemente de las características de las personas. Pero a pesar de que este conjunto de normas cada vez es más inclusivo, en la mayoría de los países se discrimina a grupos minoritarios.

by Cassandra Devaney

Un derecho civil es un derecho exigible, que permite un recurso si se produce una violación del mismo. Estos derechos se entienden comúnmente como una garantía de igualdad de oportunidades sociales y de protección, independientemente de la raza, la religión, el género u otras características. Algunos ejemplos son: el derecho al voto, a un juicio justo, a la educación y a los servicios gubernamentales. Estos derechos son importantes para una democracia y lo deseable es que los gobiernos democráticos los respeten y los apliquen.

Los derechos civiles han evolucionado significativamente con el tiempo. El alcance de estos ha aumentado exponencialmente y el término "derechos civiles'" abarca ahora una amplia variedad de derechos basados en las características personales de las personas. Muchos grupos, como la comunidad LGTBQ2+, no se tuvieron en cuenta en los primeros movimientos por los derechos civiles, pero en la actualidad es habitual ver campañas ciudadanas en todo el mundo.

Protecting your civil rights in our no.1 priority. Support us! Donate

Aunque existen movimientos de derechos civiles en todas partes del mundo y a menudo abordan cuestiones similares, es difícil establecer una norma internacional para los derechos civiles, ya que en cada país se aplican de una forma. En eso se distinguen de los derechos humanos. Todas las personas del mundo tienen derechos humanos, pero los derechos civiles de una persona dependen del país en el que viva. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha incluido algunos aspectos relacionados con los derechos civiles en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero las resoluciones no son vinculantes para los países miembros de la ONU.

¿Qué movimientos de derechos civiles han sido más importantes?

Los movimientos de derechos civiles, aunque a menudo se centran en distintas características de grupos marginados, en general, tienen todos un objetivo similar: lograr la igualdad de oportunidades y la protección ante la ley. Los primeros movimientos estaban centrados únicamente en el derecho al voto o en el derecho a la educación pública, pero con el paso del tiempo, el significado de los derechos civiles se amplió para incluir la igualdad de derechos de las minorías raciales, las mujeres y las comunidades LGTBQ2+, entre otros. Desde los primeros movimientos sufragistas por los derechos de las mujeres en Estados Unidos en la década de 1920 hasta los movimientos actuales por los derechos LGBTQ2+, cada movimiento inspiró al siguiente y alentó a los grupos marginados a luchar por sus derechos.

Movimiento de resistencia en India

El movimiento de derechos civiles en India tenía como objetivo la liberación nacional del dominio británico. El movimiento por la independencia, que comenzó ya en la década de 1850, logró gran apoyo y una mayor movilización con el liderazgo de Mahatma Gandhi. La desobediencia civil, las iniciativas de no cooperación y las manifestaciones públicas masivas se saldaron con un violento contraataque, con cientos de detenciones y el encarcelamiento de Gandhi. La lucha duró varias décadas, pero India obtuvo finalmente la plena independencia en 1947.

Movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos

El movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos de América, impulsado por la situación de opresión de la población afroamericana, tenía como objetivo acabar con la discriminación hacia las personas negras. A pesar de que la esclavitud había sido abolida en el país, a la población afroamericana se la marginaba sistemáticamente y a menudo era objeto de una violencia extrema. El movimiento, que comenzó en la década de 1950, se manifestaba principalmente en iniciativas locales en forma de marchas, boicots y desobediencia civil, pero su repercusión fue nacional. Los movimientos locales forzaron la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho al Voto de 1965, que otorgaba la igualdad de derechos de voto y se comprometía a acabar con la discriminación. Aunque la Ley de Derechos Civiles de 1964 supuso una gran victoria para este movimiento y fue el "final" no oficial, la comunidad negra sigue luchando por los derechos civiles en la actualidad. Martin Luther King, Jr. es ampliamente conocido como la figura más importante del movimiento.

Apartheid sudafricano

El movimiento por los derechos civiles en Sudáfrica puso fin al sistema de segregación racial en el país, comúnmente conocido como apartheid. El movimiento, liderado por Nelson Mandela, que comenzó en la década de 1940, se enfrentó a una importante presión del gobierno que acabó con el encarcelamiento de muchos de sus líderes. Tras varias décadas de lucha, presión interna y de la comunidad internacional, los líderes encarcelados fueron liberados y se aprobaron nuevas medidas para acabar con el apartheid en 1993.

Movimiento por los derechos civiles en Irlanda del Norte

El movimiento por los derechos civiles en Irlanda del Norte, comenzó en la década de 1960. Inicialmente, se centró en la lucha contra el gerrymandering discriminatorio que perjudicaba a los católicos y favorecía a los protestantes en las elecciones. Tras el encarcelamiento de activistas católicos, el movimiento se caracterizó por una campaña de desobediencia civil y de algunas estrategias más violentas lideradas por el IRA (Ejército Republicano Irlandés). El violento conflicto que siguió se conoce comúnmente como the Troubles ("los Problemas"), una época en la que protestantes y católicos se enzarzaron en frecuentes combates, bombardeos, ataques con armas de fuego, bloqueos de carreteras y reclusión. El conflicto se saldó con más de 3.000 muertos y más de 30.000 heridos antes de terminar con un acuerdo de paz en 1998.

¿Cuál es la situación actual?

La inmensa mayoría de los países niegan activamente los derechos civiles a algún grupo minoritario.

A pesar de los obstáculos de las últimas décadas, en general existe un impulso global positivo hacia el reconocimiento de más derechos civiles. Los movimientos de derechos civiles cuyo objetivo es la igualdad de las mujeres, la infancia y las comunidades LGTBQ2+ son los que más han avanzado y siguen presionando a los gobiernos de todo el mundo para que reconozcan sus derechos. Aunque os grupos que luchan por los derechos civiles y la libertad han cosechado imprtantes logros, existe una tendencia mundial de retroceso antidemocrático y de ataques al Estado de derecho. Durante las dos últimas décadas, el orden democrático liberal se ha ido erosionando mientras el autoritarismo gana terreno en todo el mundo.

Europa/Asia central

En Europa y Asia central se ha producido un aumento del autoritarismo. Una serie de Estados han frenado la independencia judicial, reprimido la libertad y silenciado a los críticos. Además, un problema importante en toda la región es el trato a las personas migrantes y el incremento de las expulsiones ilegales de solicitantes de asilo. Este problema se ha puesto de manifiesto tras la guerra de Ucrania, pues muchos países han acogida a las personas refugiadas de Ucrania mientras rechazan a quienes llegan de países mayoritariamente musulmanes y africanos. Ha aumentado el racismo contra grupos históricamente marginados, y en muchos países se ha producido un incremento de las agresiones verbales y físicas. Asimismo, en algunos países se han producido reacciones violentas contra las protestas de Black Lives Matter (Las vidas negras importan). Mientras que algunos países avanzaron en materia de derechos de las mujeres y del colectivo LGTBQ2+, con la aprobación de nuevas leyes que ofrecen mayor protección, otros siguen retrocediendo y establecen nuevas restricciones a los derechos de las personas LGTBQ2+ en particular. La pandemia de COVID-19 y la guerra en Ucrania han agravado los problemas existentes, especialmente los relacionados con la libertad de prensa, de expresión y de reunión pacífica.

América del Norte

En Estados Unidos, el gobierno de Biden declaró su intención de restablecer el historial de derechos civiles del país, después de que muchos de ellos fueran atacados y erosionados bajo el gobierno anterior. Comparativamente, Estados Unidos tiene un historial de derechos civiles más sólido que muchos otros y el gobierno de Biden ha tomado medidas para derogar políticas discriminatorias hacia las personas LGTBQ2+ y ha actualizado la legislación destinada a proteger a las mujeres y a los grupos minoritarios. Sin embargo, hay mucho margen de mejora aún y las sentencias del Tribunal Supremo han obstaculizado anteriores victorias en materia de derechos civiles. La reciente anulación del caso Roe contra Wade amenaza la atención sanitaria reproductiva en todo el país y la sentencia abre la puerta a atacar otros derechos anteriores, como el matrimonio entre personas del mismo sexo e interracial y el derecho a la anticoncepción. Además, la administración no ha adoptado ni aplicado medidas de supervisión de la policía y de rendición de cuentas tras las protestas contra la violencia policial y el uso excesivo de la fuerza.

En Canadá se han aprobado nuevas leyes para combatir la discriminación de una serie de grupos marginados, entre ellas un proyecto de ley para tipificar como delito la terapia de conversión (un proceso que pretende cambiar la orientación sexual de una persona o suprimir su identidad o expresión de género) y una ley para aplicar la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Sin embargo, el gobierno ha recibido fuertes críticas por su gestión de cuestiones relativas a las comunidades indígenas del país, especialmente tras el descubrimiento de los restos de más de 1.300 niños indígenas enterrados en antiguos internados. Las autoridades no aplicaron plenamente ni compartieron un calendario público de decenas de peticiones de intervención y medidas de responsabilización, y los gobiernos provinciales siguen negando la existencia de racismo y discriminación hacia las comunidades indígenas.

América Central y del Sur

En toda la región de América del Sur y Central se registran cada vez más problemas de derechos civiles y retrocesos democráticos. Muchos dirigentes, incluso aquellos elegidos democráticamente, han atacado la independencia judicial, los medios de comunicación y otros espacios cívicos. Estos problemas se intensificaron durante la pandemia de COVID-19. Las protestas antigubernamentales, generalmente pacíficas, dieron lugar a detenciones arbitrarias, mientras que los críticos del gobierno se enfrentan a procesos corruptos y a detenciones prolongadas. El acceso desigual a los medios de comunicación, la supresión de determinados medios y las amenazas a periodistas han socavado la libertad de expresión. Muchos Estados han tenido dificultades para abordar muchas de estas cuestiones debido a la complicidad del sistema judicial en las violaciones de derechos. En algunos países se han producido algunos avances positivos: Argentina aprobó un proyecto de ley para legalizar el aborto en las primeras 14 semanas de embarazo y cuatro estados de México despenalizaron el aborto hasta las 12 semanas. El Senado mexicano también aprobó una reforma para proteger a las mujeres de la violencia, el Congreso de Chile aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo y Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en reconocer las identidades de género no binarias en documentos de identidad oficiales.


Asia/ Pacífico

En la región de Asia-Pacífico, los problemas de derechos civiles ya existentes se vieron agravados por la pandemia de COVID-19 y los cambios de gobierno. Un golpe militar en Myanmar provocó cientos de muertes y detenciones arbitrarias, mientras que el cambio de gobierno en Afganistán condujo a la supresión de los derechos de las mujeres en el país. La pandemia de COVID-19 sirvió de justificación a los gobiernos para restringir los derechos y las libertades, aprobaron nuevas leyes que penalizan la difusión de información "falsa", intentaron silenciar a los críticos y a los medios de comunicación, e impidieron y dispersaron las protestas. Las autoridades hicieron un uso excesivo de la fuerza contra manifestaciones pacíficas, aumentó el control estatal de los medios de comunicación y de Internet , y los críticos fueron sometidos a duros castigos. Asimismo, la pandemia empeoró la situación de muchas mujeres en toda la región, con altos niveles de discriminación y violencia de género y aumentaron los ataques contra las comunidades LGBTQ2+ e indígenas.

África

El reconocimiento de los derechos civiles y la democracia en África ha sido una lucha constante, en la que muchos países se han enfrentado a frecuentes destituciones del gobierno. La pandemia de COVID-19 tuvo un impacto significativo en la situación de los derechos civiles entre muchos países africanos. Los intentos de muchos gobiernos por frenar la propagación del virus se utilizaron como justificación para suprimir muchos derechos, como el derecho a la disidencia, la expresión y otras libertades. Muchos gobiernos prohibieron las protestas, alegando motivos de salud y seguridad y utilizaron una fuerza excesiva para disolverlas cuando la ciudadanía desafió las prohibiciones. Además, muchos adoptaron diversas medidas para silenciar a quienes defendían los derechos humanos, desde detenciones y juicios arbitrarios a limitar la libertad de prensa o reducir el espacio cívico. La discriminación por motivos de género sigue siendo un problema, con un acceso limitado a la atención sanitaria reproductiva, matrimonios tempranos y forzados, y un aumento de la violencia de género. La comunidad LGBTQ2+ también ha sufrido acoso, detención y persecución constantes por su orientación sexual o identidad de género.

Para saber más:

Qué es la libertad de reunión: definición, importancia, limitaciones

¿Por qué tenemos que valorar nuestras libertades civiles?

Lithuanian Parliament to Debate Law on Civil Unions
Donate to liberties

Together we’re making the difference

When the many put our resources together, we defeat the few who think they hold all the power. Join us to bring rights to life for all of us.

Be a part of protecting our freedoms

  • Creating the largest fund for rights & democracy groups in the EU
  • 
Getting new powers to cut off EU funding to autocrats

  • Writing new EU rules to protect journalists & campaigners from bogus lawsuits

  • Training over 400+ rights defenders to supercharge the campaigns you care for

More milestones


Together we’re making the difference

When the many put our resources together, we defeat the few who think they hold all the power. Join us to bring rights to life for all of us.

Subscribe to stay in
the loop

Why should I?
  • You will get the latest reports before everyone else!
  • You can follow what we are doing for your right!
  • You will know about our achivements!

Show me a sample!