Menores no acompañados en Calais cultivan un mundo lejos de su hogar

Un centro para jóvenes refugiados en Saint-Omer, Francia, ofrece refugio y protección, además de la oportunidad de disfrutar de poder ser niño otra vez. Aquí nos podemos asomar a su nuevo mundo con las fotos de ACNUR.