Democracia y Justicia

14 principios de la democracia

¿Qué hace que una democracia sea una democracia? He aquí los 14 principios básicos que definen y sostienen una sociedad democrática.

by Jonathan Day

Si un amigo te pidiera que definieras la democracia, probablemente responderías de manera bastante aceptable, hablarías de la celebración de elecciones en las que la población vota y elige un gobierno. Y esa sería una respuesta perfectamente válida. Pero entonces tu amigo, que es de lo más curioso, te pregunta dónde está el límite: ¿qué tiene que haber para que sea una democracia, que sin lo cual es otra cosa?

De hecho, efectivamente, hay ciertos elementos que deben existir para que una democracia sea una democracia. Desde unas elecciones libres y justas hasta la garantía de derechos humanos, pasando por valores básicos como la igualdad y la rendición de cuentas. He aquí 14 cosas que deben estar presentes para tener una democracia fuerte y estable.

¿Cuáles son los 14 principios de la democracia?

1. Participación de la ciudadanía

La definición misma de la democracia implica que el pueblo participe a la hora de trazar el rumbo de su gobierno y de su futuro. En las democracias directas, esto puede significar que la ciudadanía vota directamente las leyes que rigen su vida. En las democracias representativas, implica que pueden elegir a quienes les representan y que tienen libertad para expresar sus opiniones y deseos. En cualquiera de los casos, la participación ciudadana es la base que da solidez a la democracia.


La participación no se limita a votar el día de las elecciones, aunque seguramente sea la expresión más visible. Igualmente importantes son el debate público, las reuniones municipales y las protestas pacíficas, entre otras cosas. Todas ellas son formas de participación que ayudan a que la gente esté informada cuando llega el momento de marcar una papeleta. Los movimientos ciudadanos y la sociedad civil contribuyen a que la gente tenga la capacidad de hacer todas estas cosas, por ellos es preciso que reciban apoyo para garantizar una mayor participación.

2. Igualdad

No solo es importante, es necesario que todas las personas reciban el mismo trato en una democracia. Esto significa que no se les discrimina por su etnia, religión, género u orientación sexual. También significa que las personas gozan del mismo acceso al ejercicio libre de sus derechos, por ejemplo, la igualdad de acceso al voto. Y cuando llega el momento de votar, significa que todos los votos cuentan igual: tu voto es tan valioso y cuenta tanto como el de la persona más rica o poderosa de tu país. Ese es el elemento más fundamental de la igualdad en una democracia.

3. Rendición de cuentas

La ciudadanía confía poderes a quienes elige, y estos tienen la obligación de utilizarlos para enriquecer a sus comunidades. Los políticos son responsables ante el pueblo, deben actuar de acuerdo con su voluntad y tienen el deber de no abusar de su poder para enriquecerse a sí mismos y a sus amigos. Cuando un gobierno autoritario se hace con el control de los periódicos y los canales de noticias, cuando obstaculiza y acosa a las organizaciones de la sociedad civil, se vuelve demasiado fácil ocultar a la opinión pública la corrupción y los abusos de poder, lo que hace más difícil que el pueblo exija responsabilidades al gobierno el día de las elecciones.

Help us hold politicians and governments accountable Donate

4. Transparencia

Para poder votar con conocimiento de causa, los votantes tienen que estar bien informados, saber si su gobierno está tomando buenas decisiones o si sus políticas no están funcionando, si está cumpliendo las normas o saqueando el dinero público. La transparencia significa que la ciudadanía está al tanto de las gestiones del gobierno, así como de sus resultados y consecuencias. La información relacionada con el gobierno debería, salvo contadas excepciones, estar disponible para quien la solicite y, tanto los periodistas como cualquier ciudadano debería poder hacer preguntas a sus políticos. Además, las organizaciones que trabajan en favor de la transparencia deberían tener libertad para actuar.

5. Tolerancia política

Aunque la democracia se fundamenta en el gobierno de la mayoría, esto no significa que se deje de lado a la minoría. En una verdadera democracia, los derechos de todos los ciudadanos son iguales y deben respetarse independientemente de quién esté en el poder. Y aunque sus opiniones no hayan triunfado el día de las elecciones, siguen teniendo derecho a transmitirlas a los demás ciudadanos y al gobierno. Y esto es saludable, si no necesario. La democracia se nutre de la apertura y la riqueza de pensamiento; suprimir los derechos y las libertades de la minoría, perjudica pues a todos.

6. Sistema multi partidista

La ciudadanía debe poder elegir el día de las elecciones, es decir, que debe haber más de un partido político que pueda participar libremente en la campaña electoral y convertirse en una opción. Y cuando ganan los partidos de la oposición, se produce un traspaso de poder y se renueva el debate público sobre cómo dirigir el país. Si solo hay un partido, lo más probable es que se trate de una dictadura, aunque algunos países han conseguido desarrollar sistemas democráticos bajo el gobierno de un solo partido.

7. Control del abuso de poder

La democracia solo puede sobrevivir si todo el mundo se la cree: la ciudadanía, mediante su apoyo el día de las votaciones y el resto del año, y los políticos, cumpliendo las normas y trabajando para mejorar la vida de todos. Cuando un gobierno decide que está por encima de la ley, cuando los políticos creen que a ellos les corresponden otras normas, cuando las cuerdas del Estado se mueven para favorecer únicamente a un determinado segmento de la sociedad a expensas de otros, o cuando el dinero público se desvía hacia las cuentas de dirigentes corruptos y sus amigos, se produce un abuso de poder. Estas prácticas, que observamos a menudo en muchas de las "democracias" en todo el mundo, cada vez es más evidente en Europa.

Existen formas de proteger a la democracia contra estos abusos, pero no hay una manera de protegerla por completo. Distribuir los poderes entre las distintas ramas del gobierno facilita el que todos tengan que rendir cuentas, por ejemplo. Asimismo, es importante garantizar unas elecciones libres y justas, lo que supone proteger a los medios de comunicación independientes para que la ciudadanía tenga acceso a una buena información en el periodo electoral, y proteger las leyes electorales para garantizar que el proceso sea justo.

8. Libertad de la economía

En una democracia, una persona debe poder decidir lo que quiere hacer con su vida. Mientras respete las normas, el gobierno no debe indicarle lo que debe estudiar, el trabajo que debe aceptar o qué tiene que cultivar. La libertad económica es importante para desarrollar comunidades fuertes y economías nacionales sólidas.

9. Carta de derechos

Otra forma de proteger a la población del abuso de poder del gobierno es mediante una declaración de derechos. Se trata de una lista de los derechos y libertades que tienen las personas, como la libertad de expresión y la libertad de reunión. Esta Carta de derechos forma parte de la legislación, y muchos países la han incorporado a su constitución. Por ello, cuando una persona cree que su gobierno está violando sus derechos, puede acudir a los tribunales en busca de ayuda.

10. Derechos humanos

Muchos de los derechos protegidos por una carta de derechos son los llamados derechos humanos. Estos, son derechos que se considera que deben tener todas las personas independientemente del país en el que vivan, pero, se supone, que un sistema democrático debe proteger y promover estos derechos especialmente. Los derechos humanos como la libertad de expresión, de asociación y la libertad de reunión son también piedras angulares de la democracia y, de hecho, permitenque funcione correctamente.

11.Elecciones libres y justas

El cambio debe considerarse una característica natural y saludable para la democracia. Puesto que la función del gobierno es servir al pueblo, y que la opinión pública cambia constantemente sobre todo tipo de cuestiones, es natural que las elecciones produzcan resultados diferentes en distintos momentos. Por lo tanto, es fundamental que estas elecciones se celebren de forma libre y justa. Esto significa que la gente recibe información buena y precisa antes de votar, y puede debatirla libremente. También significa que el día de las elecciones la gente tiene el mismo acceso a las urnas, que todos los votos tienen el mismo valor y que todos los votos se cuentan. Además, las elecciones no deben celebrarse de forma irregular ni convocarse cuando le convenga al gobierno.

12. Tribunales independientes

Incuso en una democracia que funcione perfectamente, pueden surgir disputas. En estas situaciones, es importante que ambas partes tengan el mismo acceso a un organismo independiente que pueda resolver la disputa. En los sistemas democráticos, es el sistema judicial. Los jueces son como los árbitros: un órgano independiente que debe aplicar las reglas de la misma forma para todos. Un partido de fútbol sería una farsa si el árbitro lfuera elegido por uno de los equipos, y la democracia es igualmente una farsa cuando el gobierno llena los tribunales con sus amigos o hace caso omiso de las decisiones judiciales.

13. Aceptar los resultados de las elecciones

Cuando las elecciones no salen como quieren quienes ocupan el poder, deben aceptarlas y dimitir. La transferencia pacífica del poder define el proceso democrático. Los que pierden las elecciones deben aceptar la derrota, y aunque pueden y deben seguir compartiendo abiertamente sus ideas y participando en el debate público, deben aceptar que sus posturas no tienen por el momento un apoyo mayoritario.

14. Estado de derecho

Las sociedades democráticas funcionan en el marco del Estado de derecho. Esto significa fundamentalmente que las leyes de una nación se aplican por igual a todas las personas, y que todas, especialmente el gobierno, deben cumplirlas. También significa que los derechos y libertades y los procesos democráticos descritos más arriba se respetan y fomentan; que las leyes se aplican de forma justa y coherente, y que hay un organismo independiente, como los tribunales, para resolver los conflictos que surjan. Liberties ha publicado recientemente su informe sombra para la UE sobre la situación actual del Estado de derecho en toda la Unión, y ha detectado una serie de tendencias preocupantes en muchos Estados miembros.

Crédito de las imágenes: Christopher Alvarenga/unsplash.com

Donate to liberties

Together we’re making the difference

When the many put our resources together, we defeat the few who think they hold all the power. Join us to bring rights to life for all of us.

Be a part of protecting our freedoms

We have

  • Created the largest fund for democracy groups in the EU
  • 
Got new powers to cut off EU funding to autocrats

  • Written new EU rules to protect journalists & campaigners from bogus lawsuits

  • Trained over 400 rights defenders to supercharge the campaigns you care for

More milestones


Together we’re making the difference

When the many put our resources together, we defeat the few who think they hold all the power. Join us to bring rights to life for all of us.

Subscribe to stay in
the loop

You will
  • You will get the latest reports before everyone else!
  • You can follow what we are doing for your right!
  • » You'll hear what Liberties is working on, eg. free speech, privacy, digital rights - before anyone else

Show me a sample!