5 cosas que necesitas saber sobre las cookies (y cómo pueden destrozar tu vida personal)

¿Alguna vez has tenido que elegir entre galletas de chocolate o de mantequilla de cacahuete? ¿Y sobre qué le cuentas a la gente sobre tu vida y lo que decides mantener en privado? Y qué tienen que ver las cookies y la privacidad?

1. El Monstruo de las Galletas

Los adultos tienen su propio Monstruo de las Galletas, y no se parece en nada a ese glotón de ojos saltones de nuestra infancia. Y el Sr. Monstruo de las Galletas tienen nada de encnatador. Es un ladrón.

Por supuesto, no hay ningún monstruo real acechando escondido tras las telarañas. Pero el sistema actual de publicidad en línea, creado por Google y Interactive Advertising Bureau - Europe (IAB), pone a disposición de los empresas de publicidad información sobre ti recopilada mediante cookies. Así es, las empresas pueden ver un sinfín de detalles sobre tu vida privada. ¿A servicio de qué gran causa, te preguntas? Para venderte cosas.

2. ¿Por qué hablamos de “cookies”?

Cuando visitas tu página web favorita - o en cualquier otra página - en realidad estás siendo registrada por una cosa llamada cookies.

Una cookie es una línea de código que un sitio web coloca en los navegadores de las personas para identificar a los usuarios cuando vuelven a conectarse - o para ofrecerles anuncios en otra página web. Las cookies contienen información sobre los hábitos de internet de una persona: los artículos que lee, lo que compra, los problemas de salud que consulta en la Red y mucho más. Información bastante íntima, ¿no te parece? Además de las cosas extremadamente privadas, que no queremos compartir con nadie.

3. Tu sitio web favorito

Vale, has visitado tu página web favorita solo un segundo. Pero ya te están rastreando tu actividad. Esta información es robada, compartida y utilizada para vender espacio publicitario a través del sistema de publicidad en línea conocido como pujas en tiempo real.


4. A la de una, a la de dos…

¿Qué son las pujas en tiempo real? Básicamente, una subasta - tu información privada es compartida con muchas empresas, y estas pujan por el derecho a mostrarte un anuncio. Y son rápidas: una subasta de pujas en tiempo real por el espacio publicitario de una página web, sucede en los milisegundos que tarda la página en cargarse.

5. Otra vez esa cafetera

Como han succionado tu información personal de la página que acabas de visitar, tan pronto como abres una nueva página web, ves un anuncio de la máquina de café que acabas de buscar. O quizá de comida para perros. Cualquier cosa que los anunciantes piensen que te pueda interesar.

¿Y qué podemos hacer al respecto?

¡DEJAD DE COMER GALLETAS! Es broma, ¡cómte un puñado! Y mientras, protege tu vida privada.

Firma nuestra campaña aquí -tardas menos de un minuto- y avisa también a tus amigxs. Dile a Google y a IAB que cambien las pujas a tiempo real y que te dejen a ti y a tus búsquedas en paz.