Democracia y Justicia

Por qué las ONG son fundamentales para la democracia

A los gobiernos antidemocráticos no les gustan las ONG por el servicio fundamental que prestan en nuestras sociedades: vigilar que las autoridades actúen en el mejor interés público.

por Israel Butler

A los gobiernos antidemocráticos no les gustan las ONG. Ayudan a que la ciudadanía vigile si los políticos abusan del dinero público o violan la ley. Ayudan a que la gente se organice y hagan llegar su opinión a los representantes políticos mediante peticiones o protestas pacíficas, por ejemplo. Y llevan a los gobiernos a los tribunales cuando quieren quitarnos nuestros derechos o robar nuestros impuestos.

Debido a lo importantes que son para la democracia, los gobiernos de todo el mundo crearon una normativa internacional para protegerlas. Los acuerdos firmados por todos los gobiernos europeos de las Naciones Unidas y del Consejo de Europa otorgan el derecho a cualquier persona que quiera crear una organización, protestar pacíficamente y expresar su opinión.

Pero recientemente, algunos gobiernos de la UE, por ejemplo en Hungría, Polonia y Croacia, han tratado de expulsar de su propio país a organizaciones que defienden la democracia, las libertades civiles, la ecología o que luchan contra la corrupción. Hay tres tácticas frecuentes que han empleado los tres gobiernos. En primer lugar, el intento de destruir su reputación pública acusñandolas de antipatriotas y antidemocráticas. Luego, retirar la financiación pública y dificultar las donaciones del exterior. Por último, acosarles con investigaciones fiscales o penales por cargos ficticios.

En este artículo vamos a explicar los puntos básicos para entender por qué las ONG son fundamentales para la democracia.

¿Qué es una ONG?

ONG significa organización no gubernamental. Por lo general, el término ONG se refiere a una organización que es independiente del gobierno y que trabaja para promover el bienestar de todas las personas en la sociedad. Normalmente, el trabajo de las ONG está dedicado a la lucha contra la corrupción, a evitar que los gobiernos usen su poder para acosar a grupos vulnerables, o a la protección del medio ambiente y de nuestras libertades y derechos frente a la injerencia gubernamental.

A veces se utilizan otros términos para referirse a una ONG, como organización sin ánimo de lucro u organización de sociedad civil.

¿Por qué son importantes las ONG?

Las ONG ayudan a que la democracia funcione adecuadamente, facilitando . que las personas obtengan información sobre cómo se está gobernando su país, ayudando a que los ciudadanos se comuniquen con los políticos y tratando de garantizar que los gobiernos no abusen de su poder.

En primer lugar, tratan de que la ciudanía esté informada sobre las actuaciones del gobierno y cómo afecta a sus vidas. Informando a la gente sobre cómo utilizan los políticos y las empresas su poder e influencia, ayudan a que se puedan formar sus propias opiniones basándose en toda la información relevante.

En segundo lugar, las ONG ayudan a que la ciudadanía dialogue con los gobiernos. La gente solo puede elegir sus representantes una vez cada tantos años y una vez en el poder, estos toman cientos de decisiones sobre leyes, impuestos y políticas. Aquí las ONG proponen formas de expresar lo que pensamos de sus decisiones. Aunque a nivel individual, cada uno puede escribir a su representante político, expresar nuestras opiniones a través de una ONG puede ser más eficaz, pues cuando muchas personas hablan con una sola voz, es más fácil que sea escuchada.

Las ONG explican a los gobiernos las opiniones de las personas que representan, por ejemplo, personas con discapacidades o personas mayores o personas que no están de acuerdo con la energía nuclear. También tratan de asegurarse de que los gobiernos cumplan las promesas que han hecho en sus constituciones o en los acuerdos internacionales, por ejemplo, de proteger el medio ambiente, pagar un salario justo o permitir la libertad de expresión. Cuando las ONG trabajan para tratar de garantizar que los gobiernos cumplan con estas obligaciones legales, están ayudando a salvaguardar la democracia y el interés público. Cuando los gobiernos ponen normas en su constitución o en un acuerdo, el proceso suele tardar muchos años. Los gobiernos lo hacen cuando han acordado que estas normas tienen gran importancia porque sirven al bien público.

En tercer lugar, desgraciadamente, los gobiernos violan la ley. Cuando esto ocurre, las ONG pueden llevar al gobierno a los tribunales. De esta modo, se aseguran de que los gobiernos no abusen de sus poderes y no rompan las leyes constitucionales o acordadas internacionalmente que han sido acordadas democráticamente.

¿Cómo se financian las ONG?

Las ONG obtienen sus fondos de distintos lugares, desde donaciones de ciudadanos, gobiernos, organizaciones internacionales o filántropos.

Para la mayoría de ellas resulta difícil sobrevivir solo con las pequeñas donaciones de los ciudadanos y tampoco pueden permitirse invertir dinero en campañas de recaudación de fondos con gente en la calle buscando socios o a través de centros de llamadas para obtener donaciones por teléfono, o comprar espacios publicitarios. En general, sobre todo las más pequeñas, quieren invertir todos los fondos de los que disponen en contratar a expertos que trabajen por la causa principal de la organización.

A menudo reciben algo de dinero de su propio gobierno. A veces los gobiernos otorgan partidas a las ONG para que presten un servicio concreto, por ejemplo, para que ofrezcan asistencia jurídica a personas que han sido maltratadas en su trabajo y que no puede pagarse un abogado. Otras veces los gobiernos destinan fondos a las ONG que representan a grupos concretos, como personas con alguna discapacidad, pues quieren asegurarse de que cuando redacten leyes y planteen políticas, todos los que puedan verse afectados tengan la oportunidad de hablar. Financiar a ONG que representan las opiniones de grupos concretos puede facilitarles la recopilación de todas las opiniones y conocimiento pertinente que necesitan a la hora de diseñar leyes y políticas que sean efectivas y no perjudiquen accidentalmente a ciertos grupos de personas. También, en ocasiones, los gobiernos dan dinero a las ONG que les vigilan para asegurarse de que mantienen las promesas recogidas en las constituciones y acuerdos internacionales.

Aunque pueda parecer que los gobiernos actúan en contra de su propio interés financiando ONG, esto no es necesariamente cierto. Se supone que los gobiernos deben actuar en interés del público en general y sin embargo siempre sienten la tentación de abusar de su poder. Apoyar a las ONG les ayuda a asegurarse de va a haber alguien ahí que les recuerde sus obligaciones y les ayude a diseñar leyes y políticas para todos. Democracia significa gobierno del pueblo, no solo de la mayoría, o del grupo más grande del parlamento. Es decir, que aunque deben tratar de mantener las promesas que hicieron a sus votantes, también deben tener en cuenta los intereses de la ciudadanía en general, incluidos sus oponentes.

La financiación gubernamental puede convertirse en un problema si los políticos tienen un control directo sobre qué ONG pueden recibir fondos. Por ello, es importante que sea una entidad independiente, que base sus decisiones en criterios imparciales, la que distribuya el dinero gubernamental que se destina a las ONG. Desgraciadamente, en algunos países, los políticos han tomado el control directo de quién obtiene dinero. Esto es peligroso porque las organizaciones pueden sentir que han perdido la posibilidad de hablar honestamente o criticar al gobierno cuando sea preciso.

No es raro, de hecho ocurre en algunos países de la UE, que las ONG reciban dinero de otros gobiernos. Por ejemplo, Noruega, Islandia y Liechtenstein han estado ayudando a financiar durante muchos años a ONG de ex países comunistas para promover la democracia, la igualdad, las libertades civiles y combatir la corrupción. Todos los gobiernos de la UE financian a ONG en países fuera de Europa por razones similares. Del mismo modo, muchas empresas, personajes públicos y empresarios deciden emplear parte del dinero que ganan en apoyar el trabajo de ONG en causas como la salud pública, el medio ambiente y los derechos humanos. Algunos ejemplos incluyen Bill Gates, Bosch, Ford, Leonardo DiCaprio y Google.

¿Qué representan las ONG?

Algunas ONG representan a grupos concretos. Por ejemplo, en la mayoría de los países hay ONG que defienden a niños, progenitores, mujeres o personas mayores. Algunas ONG abogan por intereses públicos más generales que el gobierno ha decidido que merece la pena proteger. Estos intereses públicos suelen estar protegidos por las constituciones nacionales o algún acuerdo internacional. internacionales. Por ejemplo, el Convenio Europeo de Derechos Humanos recoge derechos como el del voto o la libertad de expresión, y todos los gobiernos de Europa han hecho una promesa jurídicamente vinculante para proteger estos derechos. Del mismo modo, las ONG que trabajan en la defensa del medio ambiente o que están tratando de erradicar la corrupción, normalmente simplemente tratan de garantizar que los gobiernos mantengan sus promesas y usen su poder solo para el bien de toda la sociedad. De esta forma, las ONG representan a toda la sociedad porque tratan de garantizar que los gobiernos se ciñan a sus poderes democráticamente acordados.

¡Súmate a nuestra campaña y muestra tu apoyo a las ONG independientes!