Democracia y Justicia

La policía croata intimida a activistas y abogados que protegen a los refugiados

Organizaciones de la sociedad civil y abogados han denunciado que el Ministerio de Interior está presionando a la policía para que entorpezca su trabajo.

por Lovorka Šošić

Las organizaciones sociales Are you Syrious? (AYS), el Centro de Estudios para la Paz y los abogados Sanja Bezbradica Jelavic e Ivo Jelavic dieron una rueda de prensa el 18 de abril para denunciar las amenazas del Ministerio de Interior sobre su trabajo.

Denegado el acceso a un abogado

Bezbradica Jelavic es una abogada que representa a una familia de refugiados afganos en un proceso penal contra el Ministerio de Interior por su responsabilidad en la trágica muerte de su hija Madina, de 6 años. Jelavic intentó ponerse en contacto con la familia en múltiples ocasiones cuando les detuvieron en un centro de detención de Tovarnik, después de que presentaran una solicitud formal de asilo.

Sin embargo, la policía le denegó el acceso a la familia, alegando que ella no estaba autorizada para representarles. Además, la Oficina Nacional de la Policía para la Eliminación de la Corrupción y del Crimen Organizado (PN USKOK) visitó su oficina para investigar la autenticidad del documento de poder notarial de la familia afgana, alegando que las firmas de los progenitores de Madina en la solicitud eran falsas.

La hermana de Madina logró ponerse en contacto con el Centro de Estudios para la Paz a través de un mensaje en el que les informaba que habían sido detenidos y que se les había denegado el acceso a su abogada. La policía le había dicho a la familia que el documento del poder se había firmado en Serbia y que por lo tanto no era válido en Croacia, independientemente de la autenticidad de las firmas.

"Este tipo de trato policial a nuestros clientes es una obstrucción directa al trabajo de los abogados", señaló Jelavić durante la conferencia de prensa y aclaró que es muy fácil probar si el poder notarial es válido, solo hay que reunir al letrado y a la parte interesada, para que esta confirme o rechace el mismo. También señaló que resulta especialmente preocupante que la familia haya intentado ponerse en contacto con ellos varias veces y que la policía se lo haya impedido siempre, pues incluso en los casos de los delitos más graves, la policía no deniega el contacto entre los abogados y sus clientes.

La policía ha ejercido una presión extrema contra AYS al criminalizar la solidaridad.

"Cuando la familia entró en Croacia, acudieron a nosotros para tratar de evitar que les devolvieran a Serbia por tercera vez y les ayudáramos a solicitar protección internacional. Nuestro voluntario se puso entonces en contacto inmediatamente con la policía y esta les acompañó a reunirse con la familia", dijo Tajana Tadic de AYS.

Entrevistas sospechosas

Sin embargo, al día siguiente de que los medios de comunicación difundieran información sobre lo que estaba sucediendo con la familia, el Ministerio de Interior informó al voluntario de Are You Syrious? de que iniciarían un procedimiento por delitos menores contra él por ayudar presuntamente a la familia a cruzar la frontera ilegalmente.

Además, inmediatamente después de que los activistas anunciaran su conferencia de prensa sobre la presión e intimidación policial, la policía solicitó entrevistarse informalmente con los activistas exactamente a la misma hora que la conferencia de prensa.

"Consideramos que esto es un intento inadmisible de intimidar y presionar a los voluntarios, así como de limitar la libertad de expresión de los activistas de derechos humanos", afirmó Gordan Bosanac, del Centro de Estudios para la Paz. "La policía ha demostrado una vez más que no vacila a la hora de utilizar la represión para lograr sus objetivos. Tememos que todo esto tenga como objetivo expulsar a la familia de Croacia, finalizando así el proceso de asilo".