Tecnología y Derechos

La policía de Varsovia publica imágenes de manifestantes ante el Sejm en su página web

El Departamento de Policía de Varsovia publicó imágenes de más de 20 participantes en manifestaciones antigubernamentales en su página web, sin ofrecer ninguna información sobre el próposito de hacerlo o la sospecha de algún tipo de actividad delictiva.

por Polish Helsinki Foundation for Human Rights

La Fundación Helsinki de Derechos Humanos (HFHR) está solicitando a la policía que retire las imágenes on-line de manifestantes, señalando que no hay fundamentos legales para este tipo de exhibición. La HFHR recalcó que las imágenes se publicaron de un modo que se parece mucho al de los carteles de "se busca", lo cual podía provocar un "efecto de autocensura".

Sucesos en el Sejm

El portavoz del Sejm, la Cámara Baja del Parlamento, anunció el 16 de diciembre que se introducirían restricciones drásticas para los corresponsables parlamentarios. A uno de los diputados de la oposición se le impidió continuar un debate y se subió a la tribuna con una tarjeta que rezaba "#medios libres en el Sejm".

A resultas de esta acción, el Portavoz del Sejm le dejó fuera del debate posterior. Los diputados de la oposición bloquearon entonces el acceso a la tribuna durante un mes. El Presidente de la cámara decidió a continuación trasladar la sesión y votar la ley de presupuestos en una sala aparte, sin dispositivos automáticos para el recuento de votos. Además, la imagen de la cámara no cubría la sala entera y los medios de comunicación no tenían permiso para asistir al proceso. Los diputados de la oposición refirieron problemas con el acceso al encuentro.

La ley de presupuestos se aprobó en una atmósfera de caos. Los votos se contaron colectivamente y a mano (sin la oportunidad de conocer el voto de cada diputado).


Protestas ante el Parlamento

El anuncio no sólo desencadenó las protestas de los miembros de la oposición, que alegaron que el encuentro y la votación sobre el presupuesto no eran legítimos, sino también protestas ciudadanas. El 16 de diciembre, grupos de manifestantes se reunieron frente al Parlamento, bloqueando todas las salidas del edificio para impedir que los diputados del partido gobernante dejaran el lugar.

En torno a las 3 de la mañana, cuando los coches con diputados del partido gobernante empezaron a dejar el Parlamento, algunos de los manifestantes intentaron detenerles sentándose en la calle y lanzándose sobre los coches que salían. Aunque la situación era dinámica, el desarrollo de la concentración fue pacífico y nadie fue detenido.


Buscado por la policía

Más de un mes después de estos incidentes, el Departamento de Policía de Varsovia publicó en su página web oficial imágenes de más de 20 personas que habían participado en las protestas del 16 y del 17 de diciembre cerca del edificio del Sejm. De acuerdo con la información ofrecida por el Departamento, estaban implicados en "la alteración del orden jurídico". Sin embargo, esta información no venía acompañada de ninguna descripción de la supuesta participación en actos delictivos, ni de la existencia de procedimientos penales, ni de ninguna supuesta violación del ordenamiento jurídico.


Reacción de la HFHR

En su carta al Comisario Jefe del Departamento de Policía de Varsovia, la HFHR pedía la retirada de la página web oficial de las imágenes de participantes en las concentraciones públicas junto al edificio del Sejm el 16 y el 17 de diciembre de 2016. La carta hacía hincapié en que ni el Código de Procedimiento Penal ni la Ley de Policía ofrecen base legal para una exhibición de estas características.

La Fundación subrayaba que la publicación on-line de imágenes de los manifestantes podía vulnerar varios derechos y libertades, entre otros, el interés personal, la presunción de inocencia y el derecho a la privacidad, y limitaba indirectamente la libertad de reunión.

“La publicación de imágenes de personas que participan en una manifestación pública de una manera que recuerda a los carteles de 'se busca' puede tener un 'efecto de autocensura' en manifestantes potenciales. Se crea el miedo razonable de que aquellos que participan en una manifestación contra el gobierno pueden ser acusados de un delito penal. Este comportamiento de la policía debería considerarse sin duda desproporcionado" dice Piotr Kubaszewski, un abogado de la HFHR.
"Impedir que las personas expresen sus opiniones, aun cuando estas opiniones difieran de las visiones del partido gobernante, contraviene las bases de un Estado democrático regido por la ley", escribió la HFHR en su carta al Comisario Jefe del Departamento de Policía de Varsovia.