Democracia y Justicia

Qué es periodismo de control: definición, ejemplos, efectos en la democracia

¿Qué es el periodismo de control y por qué es tan importante en una democracia? Seguimos a los periodistas que controlan que los políticos respeten la reglas del juego.

por LibertiesEU
Watchdog journalism bertie

Puede que ya hayas oído el término watchdog ("perro guardián" en inglés) que evoca a un perro de presa que vigila tus propiedades y te protege y mantiene a salvo. Esa es también la implicación cuando el término se aplica a personas o instituciones, siendo especialmente cierto en el caso del periodismo de control, que no sólo saca a la luz información interesante e importante, sino que también sirve para salvaguardar a la propia democracia que vigila.

Qué es el periodismo de control: definición

El periodismo de control busca aumentar la transparencia y la rendición de cuentas de nuestros políticos y otras figuras e instituciones públicas. Es una forma de periodismo de investigación que, a menudo, hace uso de la comprobación de los hechos, las entrevistas y la investigación, para aportar mayor transparencia a determinados casos o sucesos.

El término watchdog se aplica a menudo a las agencias, organizaciones o individuos que desempeñan un papel de supervisión que garantiza que todo el mundo cumpla las normas. Por ejemplo, Liberties se denomina "organización de control" porque supervisa y hace público el comportamiento de los gobiernos y de las empresas para asegurarse de que se respetan los derechos humanos.

¿Para qué sirve el periodismo de control?

El periodismo de control desempeña un papel fundamental en la democracia. Para poder elegir con conocimiento de causa en las urnas, los ciudadanos deben contar con un conocimiento preciso de lo que ocurre en su país. Si los políticos respetan las reglas, si las obras públicas no conllevan malversación, si los intereses de los grupos de presión ejercen una influencia injusta en el proceso legislativo... a todas estas preguntas tratan de responder los periodistas de control.

We rely on your support to keep politicians' bad behaviour in check Haz una donación

De este modo, el periodismo de control protege la democracia en el día a día, denunciando los malos comportamientos cuando se producen. Al informar a los ciudadanos, también ayuda a proteger la integridad de las elecciones y la salud de la democracia a largo plazo. La mera existencia del periodismo de control es también un signo de una democracia sana. Si los periodistas pueden inspeccionar a los políticos y a las empresas, y publicar sus hallazgos sin influencias interesadas ni miedo a represalias, el país posee unos medios de comunicación fuertes e independientes. No es casualidad que los líderes autoritarios que alcanzan el poder, conviertan al periodismo de investigación en un blanco prioritario.

Periodismo de control: ejemplos

Hay muchos ejemplos célebres de periodismo de control que, al desvelar tramas, han llevado a la caída de líderes y empresas y a cambios muy importantes. Cada uno de ellos ayuda a poner de relieve la importancia del periodismo de control y, en general, de un sistema de medios de comunicación libre e independiente.

Uno de los más famosos ejemplos recientes de periodismo de control fue el escándalo Watergate, que hizo caer al presidente estadounidense Richard Nixon en 1974. Los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, del Washington Post, utilizaron entrevistas e investigaciones para demostrar los vínculos entre el gobierno de Nixon y los delincuentes que irrumpieron en la sede del Partido Demócrata rival en Washington, D.C. Nixon dimitió y el asunto atrajo de nuevo la atención sobre la importancia de los medios de comunicación para destapar la corrupción y otros delitos.

En 2009, los periodistas de investigación de The Telegraph publicaron informes sobre el abuso generalizado de los gastos por parte de los miembros del parlamento. Los periodistas revisaron cerca de un millón de páginas de información y destaparon el uso sistemático de fondos públicos. La investigación reveló el alcance del abuso del cargo y forzó el cese de más de 20 diputados.


En 2020, el periodista de Zimbabue, Hopewell Chin'ono, denunció un presunto fraude en el Ministerio de Sanidad en relación con la adquisición de suministros médicos para combatir el COVID-19. Su trabajo llevó al cese y la detención del ministro de Sanidad, Obadiah Moyo. Según el informe, se produjo una malversación de más de 60 millones de dólares.

El trabajo de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia jugó un importante papel de vigilancia en su país. Denunció la corrupción, la malversación de fondos y el abuso de poder de los políticos malteses, así como las turbias relaciones que existían entre ellos. Se enfrentó al acoso, las demandas y la persecución constante por su trabajo. En 2017, fue asesinada por ello.

¿Qué opina la gente sobre el periodismo de control?

En los países con democracias fuertes y un sector saludable e independiente de medios de comunicación, el público, en general, apoya el periodismo de control. La gente cree que los periodistas de investigación deben poder hacer su trabajo y publicar los casos que descubren sin miedo o presión.

Los sondeos públicos realizados en el Reino Unido en 2013 muestran que la gente cree que los periodistas de investigación consiguen una repercusión buena e importante -aunque no siempre fuerte- en su democracia.

Fuente: https://yougov.co.uk/topics/consumer/articles-reports/2013/10/31/impact-investigative-journalism

En Estados Unidos, en 2020, Pew Research constató que casi tres de cada cuatro adultos estadounidenses (73%) piensan que es importante que los periodistas actúen como vigilantes de los funcionarios elegidos.

Fuente: https://www.pewresearch.org/journalism/2020/02/26/most-say-journalists-should-be-watchdogs-but-views-of-how-well-they-fill-this-role-vary-by-party-media-diet/

El apoyo público a los periodistas de control es firme incluso en regiones que no tienen fama de tener democracias particularmente fuertes o bien establecidas. El Barómetro Afro encontró un fuerte apoyo mayoritario a los periodistas de control.

Fuente: https://afrobarometer.org/publications/ad85-media_in_africa_world_press_freedom_day_2016

¿Cómo afecta el periodismo de control a la democracia?

El apoyo al periodismo de control no debería sorprendernos. Los periodistas de investigación sacan a la luz información nueva, relevante y a menudo interesante. Así, la gente puede estar mejor informada sobre cómo se comporta su gobierno, si hay corrupción o transgresión de las normas, y cómo afecta a la sociedad. Por eso, los regímenes autoritarios dan tanta importancia a silenciar a los periodistas de control y a poner a los medios de comunicación bajo su propio control.

Los periodistas de control no mejoran la democracia por el simple hecho de dar a conocer información importante a la opinión pública. La mera existencia de los periodistas de investigación tiene el efecto de ayudar a mantener a los políticos y a los líderes empresariales bajo control: si saben que pueden ser pillados y desenmascarados por saltarse las reglas, es menos probable que lo hagan.

¿Cuál es el futuro del periodismo de control?

El periodismo de control está cada vez más amenazado, sobre todo por los gobiernos autoritarios de países como Polonia y Hungría, que tratan de silenciar o engullir a los medios de comunicación, pero también por nuevas herramientas como los pleitos abusivos, conocidos como SLAPP, que tratan de silenciar a los periodistas de control con la amenaza de la ruina financiera.

Dicho esto, en cierto modo el periodismo de control está más fuerte que nunca. Internet y las redes sociales facilitan la difusión de la información y ofrecen a más personas una plataforma más amplia que nunca. Por supuesto, esto tiene sus inconvenientes: también hay que cribar muchas sandeces, a menudo disfrazadas de periodismo de investigación. Pero, en conjunto, es más fácil para los periodistas de control difundir información a más personas y más difícil, para el blanco de sus críticas, silenciarlos. Y eso es positivo.

El futuro del periodismo de control dependerá también de la protección que reciban los periodistas de investigación. Como se ha visto en la UE, los periodistas de control han sido amenazados, apartados de su puesto, demandados e incluso asesinados por su trabajo. Se necesita una protección jurídica fuerte para los periodistas de investigación, que debe existir y ser aplicada a nivel nacional. Debe incluir leyes que garanticen un entorno de medios de comunicación libre y plural, que permitan a los periodistas acceder a los cargos públicos y que los protejan de los costosos pleitos abusivos.