Democracia y Justicia

Europarlamentarios: no incitéis al odio hacia los migrantes y refugiados

Paradójicamente, en un año en el que varios gobiernos han protagonizado ataques políticos frontales contra migrantes y solicitantes de asilo, la resolución del PE sobre derechos fundamentales insta a que los Estados cesen de incitar al miedo y al odio.

por György Folk

La coherencia política no está entre los puntos fuertes de los políticos de la UE cuando los valores se enfrentan a la realidad. Los eurodiputados del partido gubernamental húngaro Fidesz estuvieron entre los 456 europarlamentarios que aprobaron una resolución sobre la situación de los derechos humanos en la UE en 2015.

La UE debe dar buen ejemplo

El texto insta explícitamente a los Estados miembros a "abstenerse de incitar a sus ciudadanos al miedo y al odio hacia los migrantes y solicitantes de asilo con fines políticos". Todo esto después de que el gobierno húngaro gastara cerca de 44,7 millones de euros en una campaña de odio contra los migrantes, llenando el país de vallas publicitarias xenófobas las semanas antes del referéndum sobre las cuotas migratorias.

Y no es el único gobierno de la UE que actúa regularmente de forma contraria a nuestros valores democráticos comunes.

"La Unión Europea no solo debe abordar los problemas sociales, jurídicos y económicos, sino también la cuestión de los derechos fundamentales y dar buen ejemplo", afirmó el relator del informe, József Nagy (EPP, Eslovaquia) .

Los eurodiputados expresan su preocupación por "el aumento del discurso de odio dentro de ciertas instituciones, partidos políticos y medios de comunicación" y esperan que la Unión Europea dé ejemplo oponiéndose al discurso de odio

Campañas de información positivas

El documento insta a los gobiernos a que prevengan la radicalización y el extremismo violento desarrollando campañas de información positivas fomentar en los ciudadanos una mirada hacia la integración positiva basada en "los valores europeos, la tolerancia y un sentimiento de comunidad, libre de estigmatización".

Entre las sugerencias concretas, este documento jurídicamente no vinculante plantea las siguientes cuestiones:

  • Cita un informe de Europol que señala que al menos 10.000 niños no acompañados refugiados y migrantes desaparecieron en la UE el año pasado, y hace un llamamiento a que los Estados registren e identifiquen a los niños con cuidado y respeto para evitar su desaparición.
  • Solicita a Europol y Eurojust que dediquen los recursos adecuados para identificar a las víctimas, luchar contra las redes de abuso y acelerar los procesos de detección de abuso para proteger a los niños en Internet contra la explotación sexual, la pornografía infantil o el ciberacoso.
  • En una nota aparte, el informe pide mayor protección de las personas LGBTI y señala que sus derechos fundamentales a menudo son violados en varios Estados de la UE.
  • En cuanto al desarrollo de políticas efectivas, el informe reitera el llamamiento del PE de octubre de 2016 a crear un mecanismo sobre democracia, Estado de Derecho y derechos fundamentales para supervisar la situación de estos principios en los Estados miembros de forma anual.
  • Por último, los eurodiputados hicieron un llamamiento a un extenso debate sobre las tareas y actividades de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE, para destacar la importante labor que realiza proporcionando conocimientos especializados a las instituciones y los Estados miembros de la UE sobre las libertades civiles y derechos de los ciudadanos europeos.
  • El informe critica a los gobiernos por su inacción a la hora de proteger a las comunidades romanís basándose en los resultados devastadore de un informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE

Pinche aquí para leer el informe completo.