Observatorio de la UE

Observatorio de la UE explicado

Presionamos a la UE para que utilice su poder e influencia sobre los gobiernos y las empresas tecnológicas para que se respeten nuestras libertades fundamentales.

por LibertiesEU

Por qué vigilamos la UE

Creemos que todos los habitantes de la Unión Europea deben poder disfrutar sus derechos y libertades fundamentales. La UE tiene mucho poder e influencia sobre lo que ocurre en nuestras vidas. Esto se debe a que los gobiernos europeos prefieren elaborar conjuntamente muchas de sus leyes y políticas y han concedido a la UE la jurisdicción sobre una serie de cuestiones. La UE puede elaborar leyes y políticas, llevar a los gobiernos a los tribunales y conceder financiación comunitaria. Todos estos poderes pueden utilizarse de forma útil o perjudicial para nuestros derechos.

Qué entendemos por vigilar a la UE

Presionamos a la UE para que haga todo lo posible por proteger nuestras libertades. Hay tres situaciones en las que influimos en el uso que la UE hace de sus poderes.

En primer lugar, cuando parece que la UE va a hacer algo que amenaza nuestros derechos, intervenimos para mantener esas libertades a salvo. Cuando la UE elabora nuevas leyes y políticas, a menudo existe el riesgo de que interfiera de algún modo en nuestros derechos. Por ejemplo, cuando redactó nuevas normas para proteger los derechos de autor en Internet, hicimos campaña para asegurarnos de que no acabaran estrangulando la legítima libertad de expresión.

En segundo lugar, cuando vemos que gobiernos y empresas nos arrebatan nuestras libertades, presionamos a la UE para que utilice sus poderes para protegernos. Eso incluye emplear la legislación de la UE para llevar casos a los tribunales. Por ejemplo, estamos tratando que la UE apruebe nuevas leyes que impidan que políticos y empresas corruptas amordacen a periodistas y activistas.

Por último, cuando la UE puede hacer algo para mejorar nuestros derechos humanos, ejercemos presión para que actúe. Por ejemplo, la UE ha creado recientemente un fondo para apoyar a organizaciones de derechos y democracia que hacen campaña en favor de nuestras libertades, y ha establecido un informe anual para monitorizar el historial de derechos humanos de los gobiernos. Ambas fueron ideas nuestras.