Tecnología y Derechos

Paremos la discriminación, todas las familias son igual de importantes

Como respuesta a la iniciativa de algunos políticos lituanos de restringir la definición legal de lo que es una familia, tres ONG han organizado una campaña social con el lema "Todas las familias son igual de importantes". ¡Firma la petición y apóyales!

por Human Rights Monitoring Institute

Julita, madre sola; Tamara, que ha criado ella sola a su nieta; Julija y Gintarė, dos mujeres finas que viven juntas como una familia; estas y muchas más familias lituanas han querido compartir sus historias uniéndose a "Laisva LT".

La campaña social invita a las personas a que firmen la petición dirigida a los miembros del parlamento lituano, instándoles a que se opongan a la propuesta de enmienda constitucional que establecería que la condición de familia solo la marcaría el matrimonio y se derivaría de "la maternidad y la paternidad."

Una modelo de familia para todos

Según el Human Rights Monitoring Institute, el Centro Lituano de Derechos Humanos y la Liga Gay Lituana (las tres entidades organizadoras de la campaña) la enmienda propuesta es discriminatoria, y los políticos están interviniendo de forma indebida en la vida privada y familiar de las personas.

En Lituania, el debate sobre lo que constituye una familia lleva una casi decada en discusión. Ya en 2011, el Tribunal Constitucional dictaminó que la Constitución protege tanto a las familias basadas en una relación matrimonial como a las que no lo están, y señaló además que la naturaleza de la relación es mucho más importante que su forma.

Esta es la segunda vez que una serie de políticos no satisfechos con la mencionada decisión del Tribunal Constitucional, intentan modificar la Constitución y redefinir la familia en términos más limitados, para asegurarse de que solo las familias tradicionales (parejas casadas con hijos) gocen de protección constitucional. Aunque el Parlamento aprobó la enmienda en su primera lectura en junio, es necesario que haya dos votaciones en las que al menos 95 de 141 parlamentarios voten a favor antes de que pueda convertirse en ley.

A pesar de que Lituania es de los pocos países de la UE que no ofrece ninguna protección legal a las parejas del mismo sexo, eventos como el Orgullo Báltico cada vez gozan de mayor  apoyo entre los ciudadanos.  (Imagen: Baltic Pride)

Muchas familias quedan fuera

"Cuando me enteré que algunos quieren limitar la definición de familia en Lituania me puse muy triste. En nuestro país el número de nacimientos cada vez es más bajo, la población está en declive, hay muchos divorcios, personas solitarias, un creciente número de suicidios... Este paso reduciría aún más la zona de confort y dejaría a una buena parte de la sociedad fuera de "los elegidos", afirma Elžbieta Latėnaitė, una actriz que se ha unido a la campaña. "Tienes la sensación de que mientras otros países avanzan y amplían el concepto social de los modelos familiares, aquí seguimos perdiendo el tiempo con definiciones antiguas y desactualizadas."

Si se aprueba esta modificación constitucional, las parejas de hecho que tienen relaciones estables, duraderas, madres y padres solos, abuelos que crían a sus nietos o familias de acogida podrían perder su estatus de "familia". Esto generaría una gran inseguridad jurídica, ya que las relaciones familiares y los derechos y obligaciones que se adscriben a estas tienen una cobertura legal de más de 200 artículos.

Las parejas del mismo sexo no están protegidas

Los diputados que defienden la enmienda no ocultan que uno de sus principales objetivos es evitar cualquier tipo de reconocimiento legal de las familias con parejas del mismo sexo. Lituania sigue siendo uno de los pocos países de la UE que no ofrece ninguna protección legal a estas familias.

"No hay protección para estas familias en Lituania. Si eres heterosexual, muchas veces ignoras la mayor parte de la legislación, pero cuando eres homosexual, entiendes su importancia", afirman Julija y Gintarė, una pareja del misma sexo que quiso compartir su historia.

La enmienda constitucional está prevista para la sesión otoño del Parlamento, aunque todavía no hay una fecha concreta para la votación prevista.

La campaña está abierta a todo aquel que se oponga a las iniciativas discriminatorias que han puesto en marcha los políticos. Si quieres firmar la petición dirigida a los miembros del Parlamento, por favor ¡pincha aquí!