Tecnología y Derechos

Familias Roma búlgaras se quedan sin hogar tras una campaña alimentada por el racismo

Una discusión sobre el volumen de la música, descrita por los medios de comunicación búlgaros como un conflicto étnico, terminó en la destrucción de varias viviendas de los Roma.

por Bulgarian Helsinki Committee
Image: Dennis Jarvis - Flickr/CC content

Una riña sobre el volumen de la música en el pueblo de Garmen, Bulgaria, en junio, recibió amplia difusión por parte de los medios de comunicación y los partidos políticos se interesaron. Se centraron en que el conflicto enfrentó a etnias búlgaras y Roma, y fue presentado como un conflicto étnico.

Los residentes locales instaron al Estado a destruir los hogares de los Roma, que se construyeron ilegalmente, según los informes. La campaña vino acompañada de una retórica popular anti-Roma. que fue alentada, entre otros, por los medios de comunicación y los representantes de los partidos políticos búlgaros.

Edificios destruidos

El 29 de junio, se derribaron cuatro edificios. La decisión se tomó ante la presión popular y como castigo colectivo por las supuestas actividades ilegales de personas de Garmen, sin tener en cuenta las circunstancias de las personas que vivían allí, que no habían tomado parte en los incidentes de ninguna manera.

Las familias Roma que habitaban en los cuatro edificios destruidos no tiene ahora donde alojarse y están sin hogar, tras la negativa del alcalde de Garmen de proporcionarles alojamiento. El ayuntamiento pretendía alojarlos en una escuela abandonada en el pueblo de Osikovo, pero los vecinos protestaron.


Hogar y familia

El 27 de mayo, el Bulgarian Helsinki Committee (BHC) avisó en el programa de televisión Bulgaria En Antena del riesgo de esta escalada de agresiones. El BHC ha señalado en repetidas ocasiones que la destrucción de los hogares de familias pobres, que llevan mucho tiempo viviendo en ellas, sin proporcionarles un refugio alternativo, es una violación del derecho a la vida privada y familiar y del derecho a la vivienda: incluso si los hogares se construyeron ilegalmente. A pesar de ello, la destrucción se llevó a cabo.

Los desahucios forzados de personas de sus hogares han sido ya condenados como violaciones de la ley internacional en tres casos similares contra Bulgaria. Hasta ahora, tres instituciones internacionales diferentes han fallado contra Bulgaria: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en elcaso Yordanova y otros vs. Bulgaria; el Comité de Derechos Humanos de la ONU en el caso Naydenova y otros vs. Bulgaria; y el Comité Europeo de Derechos Sociales en el caso Centro Europeo por los Derechos de los Roma vs. Bulgaria.

El Bulgarian Helsinki Committee estudiará tomar medidas legales contra las violaciones de la ley internacional en este caso.