Tecnología y Derechos

Bélgica expulsa a una mujer pakistaní en riesgo de sufrir un asesinato por el honor

Bélgica ha expulsado a Sabir Nosheen, una mujer pakistaní que solicitó asilo tras huir de su hogar por miedo a ser asesinada por su familia por rechazar un matrimonio concertado.

por Belgian League of Human Rights
Photo: Héctor de Pereda - Flickr/CC content

Sabir Nosheen es una mujer pakistaní de 26 años que huyó de su país natal porque se arriesgaba a ser asesinada "por el honor". Tras rechazar el matrimonio concertado por su familia, se escapó y se casó en secreto con el hombre que amaba.

Cuando los encontraron, el hermano y el sobrino de Nosheen asesinaron a su marido. Poco después, cruzó la frontera, muerta de miedo, arriesgándose a ir a la cárcel por salir del país sin autorización.

"Estilo occidental"

Llegó a Bélgica en 2011 y solicitó asilo. Vivió allí al "estilo occidental", violando gravemente los valores tradicionales del machismo imperante en su país natal.

Algunas personas de su país descubrieron su nueva vida. Más que nunca, Sabir Nosheen recibió amenazas de muerte de su país de origen. A primeros de mes, Amnistía Internacional expresó su profunda preocupación por su destino y por los riesgos que corre si vuelve a Pakistán.

No fue suficiente para que el Estado belga se enterara: durante su internamiento de casi seis meses (únicamente por pedir asilo político) Nosheen fue trasladada al centro cerrado de Steenokkerzeel para estar más cerca del aeropuerto, para el vuelo de 17 de abril de vuelta a Pakistán.

Expulsada

Aunque los procedimientos judiciales de Nosheen ante el Consejo de Estado y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no habían terminado y a pesar del gran riesgo que corrió al venir a Bélgica, el país decidió devolverla a la boca del lobo.

El abogado de Nosheen manifestó: "El Comisario general para las personas refugiadas y apátridas y el Consejo de Litigios de Extranjeros decidieron que mi cliente tiene que adaptarse a las tradiciones pakistaníes para evitar problemas."

¡Como si no lo supiéramos! El Estado belga, en violación de sus propias normas, ¿respeta los derechos fundamentales al devolver a esta mujer a una región donde otras han sido lapidadas por rechazar un matrimonio forzado?

La Liga de Derechos Humanos, MRAX y Pigment solicitaron en vano a las autoridades belgas que le concedieran asilo.

Bélgica expulsó a Sabir Nosheen el 17 de abril.