Tecnología y Derechos

Preocupante tasa de abandono de los estudiantes entre madres estudiantes neerlandesas

No existe una política nacional o normativa en los Países Bajos para apoyar a las estudiantes que son madres o están embarazadas en su educación. Esto tiene como resultado el retraso en los estudios, el abandono y el incremento de las deudas por estudio.

por Nederlands Juristen Comité voor de Mensenrechten

En los Países Bajos, las estudiantes embarazadas y las que son madres tienen dificultades para entrar en el sistema educativo y pocas oportunidades para finalizar sus estudios.

El Centro de Apoyo para Madres Estudiantes (Steunpunt Studerende Moeders) ya señaló esta cuestión a la ministra de Educación Jet Bussemaker de distintos modos. Las estadísticas son preocupantes y muestran que la tasa de abandono en la formación profesional secundaria es de más del 50%, y en la educación superior supera el 75%. Estos datos son conocidos por la ministra, como podemos comprobar por su respuesta a las preguntas parlamentarias sobre esta cuestión.

Discriminación contra las mujeres

La Asociación de Mujeres y Derecho (Vereniging Vrouw en Recht) ha planteado una vez más la cuestión del embarazo y el abandono de la educación por las madres en su carta del 26 de febrero de 2015, al Comité Parlamentario Permanente sobre Educación Cultura y Ciencia. En este carta, la asociación señaló que el abandono en gran parte es debido a que la legislación y la normativa son muy limitadas y no se proporcionan las condiciones básicas para permitir la combinación de cuidados y educación.

Además, existe una discriminación de género, pues solo las mujeres tienen esa desventaja.

En su carta, la Asociación de Mujeres y Derecho hizo varias sugerencias y ofreció herramientas prácticas para salvar las obstáculos que limitan a este grupo vulnerable.

La tasa de estudiantes que son madres y dejan los estudios es enorme, en gran parte por la falta de apoyo.  (Imagen: Newman University - Flickr/CC content

PILP (NJCM) y el partido que suscribe pidieron a la ministra de Educación, Cultura y Ciencia Bussemaker que comentara qué le parecían las medidas propuestas por la Asociación de Mujeres y Derecho y que indicara que acciones iban a llevar a cabo. La respuesta llegó en una carta con fecha del 18 de septiembre 2015.

La ministra no va a ayudar...

En un comentario de la ministra Bussemaker del 18 de enero de 2016, expresa su opinión sobre el tema. Reconoce los problemas de las estudiantes embarazadas o que son madres, pero por el momento delega la responsabilidad en las distintas instituciones educativas, en las políticas municipales, en la opción de presentar denuncias individuales y en la existencia de fondos especiales.

Además, señala una serie de instituciones educativas que sí consideran la maternidad, como ejemplo de buenas prácticas. Para finalizar, indica que está dispuesta a debatir y consultar la cuestión con organizaciones pertinentes.

...ni asumir su responsabilidad

Aunque es positivo que la ministra esté dispuesta a consultar y evaluar la cuestión con organizaciones que estén trabajando en ello, las organizaciones opinan que el su respuesta en términos generales fue bastante decepcionante.

No parece estar dispuesta a asumir la responsabilidad de abordar este tema a nivel nacional, por medio de una enmienda en la legislación y la normativa.

De acuerdo con la legislación internacional y europea, el Estado neerlandés, es, a fin de cuentas, el responsable de tomar las medidas necesarias para prevenir la discriminación hacia las niñas y mujeres y prohibirla lo más posible. Esta obligación se desprende de la Convención de la ONU sobre la Mujer, la Convención de la UNESCO contra la discriminación en la enseñanza, y de la legislación de la UE.

Women's organizations are disappointed with Education Minister Bussemaker's attention to the issues facing student mothers.   (Image: Sebastiaan ter Burg - Flickr/CC content)

El hecho de que en algunos municipios e instituciones educativas, las madres estudiantes reciban apoyo y se tome en cuenta el embarazo, no reduce la gravedad del problema y su alcance.

Delegar la responsabilidad únicamente en algunas instituciones educativas y en los municipios provoca una fragmentación de las políticas y esto, a la vez, conduce a la desigualdad y la discriminación hacia las estudiantes embarazadas y madres estudiantes.

PILP está investigando

En estos momentos, PILP y el Centro de Apoyo a las Madres Estudiantes están llevando a cabo una investigación sobre la normativa vigente y las políticas de las diferentes instituciones educativas sobre estudiantes embarazadas y madres estudiantes y que están considerando una acción legal posible.

Tanto los resultados de la investigación como la reunión con la ministra se esperan con la esperanza de que la ministra Bussemaker asuma que las medidas propuestas son fundamentales para abordar la cuestión de forma estructural.

Además de este la Clara Wichmann Pilot Case Fund está considerando la posibilidad de iniciar un procedimiento de caso piloto para apoyar a este grupo de mujeres.

Las siguientes organizaciones están involucradas: Clara Wichmann Pilot Case Fund, la Asociación Mujeres y Derecho, la Federación de Sindicatos de Mujeres Neerlandesa (FNV Vrouwen), el Consejo de Mujeres de Países Bajos, PILP-NJCM y el Centro de Apoyo para Madres Estudiantes.