Tecnología y Derechos

Importante líder de derechos humanos atacado en Sofía

El presidente del Comité Helsinki de Bulgaria, la organización de derechos humanos más importante de Bulgaria, fue atacado ayer por la mañana alrededor de las 9:30 por dos desconocidos frente del hotel Radisson en Sofía.

por Bulgarian Helsinki Committee
Bulgarian Helsinki Committee Chairman Krassimir Kanev was attacked yesterday morning in Sofia. (Image: BHC)

El presidente del Comité Helsinki de Bulgaria, Krassimir Kanev, fue golpeado en la cara y estómago por dos individuos que inmediatamente huyeron por la calle Tsar Shishman. La policía acudió al lugar tras el incidente. Kanev ha sufrido heridas leves.

El Comité Helsinki de Bulgaria (BHC) condena enérgicamente el ataque a su presidente y pide a las autoridades que tomen medidas inmediatas, incluida la obtención de los registros de las cámaras de seguridad del lugar tan pronto como sea posible, para identificar a los autores.

BHC condena todas las formas de violencia. A lo largo de los años, muchos miembros de su personal han sido acosados y amenazados en distintas ocasiones debido al trabajo que realizan en defensa de los derechos humanos, pero hasta ahora no existía ningún caso de ataque físico.

Aumenta el discurso del odio y la violencia

En los últimos años, se han permitido, aprobado e incluso elogiado discursos que incitan al odio o la violencia contra las minorías vulnerables en Bulgaria. Esta tendencia nos preocupa profundamente. La agresión también se dirige a las pocas organizaciones y activistas que se emplean en la defensa de las personas vulnerables.

El discurso del odio está cada vez más extendido en los medios de comunicación, que a menudo ofrecen una plataforma acrítica a activistas anti-minorías e ideas racistas, xenófobas y homófobas.

Las autoridades búlgaras, por otra parte, no parecen ser capaces de llevar a cabo investigaciones adecuadas y eficaces de los crímenes de odio, y en algunos casos, sus representantes incluso animan a cometer delitos como el de hoy.

Un ambiente cada vez más hostil

Krasimir Kanev explicó a Liberties que desde que el Frente Patriótico -una alianza política neofascista- pasó a formar parte de la coalición gobernante en 2014, el discurso público se ha vuelto cada vez más hostil hacia las ONG. Debido a que el Comité Helsinki de Bulgaria es la organización de derechos humanos más antigua y que habla más abiertamente sobre cuestiones como la migración, LGBT, y las personas romanís, el número de incidentes relacionados ha crecido de manera significativa.

"En los últimos años, he sido insultado verbalmente 10 veces en las calles de Sofía, pero ayer fue el primer ataque físico", explicó Kanev. "Puesto que el ataque se produjo a unas manzanas del Parlamento búlgaro, seguramente ha sido registrado por varias cámaras de seguridad. Por eso tengo esperanza de que localizarenos a los culpables".