Tecnología y Derechos

Bélgica a punto de deportar a un niño ruandés enfermo

Joël, de cinco años, padece displasia ósea y debe permanecer bajo supervisión médica. Sin embargo, se enfrenta a una deportación a Ruanda, donde sus necesidades médicas no podrán ser atendidas.

por David Morelli

Joël tiene cinco años. Llegó a Bélgica en 2010 con un visado médico porque padece displasia ósea, una enfermedad que requiere un tratamiento médico complejo durante la infancia. Ha sido sometido ya a un tratamiento importante, pero debe seguir siendo tratado y según los médicos que le atienden, debe permanecer bajo supervisión médica constante.

Los médicos de Joël también han advertido que su tratamiento y supervisión debería continuar realizándose en Bélgica. En el procedimiento de solicitud del visado médico, los médicos de Kigali confirmaron que en Ruanda carecían de las infraestructuras necesarias para tratar adecuadamente su enfermedad.

A pesar de ello, la Oficina de Extranjería (AO) de Bélgica decidió iniciar el procedimiento de deportación contra Joël y su madre, dos años después de su llegada. El Consejo de Conflictos de Extranjería y el Tribunal Supremo revocaron las primeras medidas de negativa y deportación, pero ahora los dos están a punto de ser devueltos.

Problemas de oficina

La Oficina de Extranjería ha demostrado una vez más su nula disposición a llevar a cabo una revisión seria de una solicitud de permiso de residencia por razones médicas. Los múltiples errores que afectan a este proceso tienen como resultado que solo un porcentaje mínimo de casos lo supera: un 1,64 por ciento, de acuerdo al informe de actividad de la AO de 2013, mientras que tan solo hace unos años se acercaba al 10 por ciento.

Cabe señalar también que la AO ha rechazado recientemente cinco peticiones de forma consecutiva y, aunque cada una de ellas ha sido revocada luego por el Consejo de Conflictos de Extranjería, la AO no ha alterado su decisión. La situación es tan grave que la Oficina del Defensor del Pueblo ha asumido el asunto y publicará los resultados de su investigación a finales de este año.

Firma la petición

La Liga por los Derechos Humanos lleva varios años trabajando en esta cuestión y sacará un informe el próximo otoño donde se presentarán sus hallazgos, recomendaciones y demandas.

Pero puede que sea ya muy tarde para Joël. Por ello invitamos a la movilización de todas las personas por Joël y por tantos otros, y a demostrar nuestro desacuerdo con las políticas migratorias actuales.

Hacemos un llamamiento a las autoridades competentes para que reconsideren su decisión. ¿Podemos aceptar que los derechos humanos básicos de cualquier persona, especialmente de un niño de 5 años, se violen hasta este punto, sin hacer nada?

Firma la petición para la regularización de Joël y de su madre.