La extradición de un refugiado a Turquía rechazada por un tribunal polaco

El hombre había sido solicitado por Turquía que le acusaba de ser miembro de un grupo terrorista, pero su condición de refugiado ya había sido confirmada por las autoridades belgas.

A comienzos de abril, el tribunal regional de Gorzów Wielkopolski, en el oeste de Polonia, analizó la solicitud de extradición a Turquía de Erdal Gökoğlu, acusado de formar parte de un grupo terrorista.

Erdal Gökoğlu fue detenido en enero en Polonia en un control rutinario de la policía de fronteras. Gökoğlu, había ido a Polonia para asistir a la boda de un amigo. Al comprobar sus documentos, a la policía le salto una solicitud de Interpol a petición de Turquía.

La Helsinki Foundation of Human Rights (HFHR) elaboró la defensa para el caso de Gökoğlu y argumentó que el hecho de que el detenido había sido admitido como refugiado por las autoridades belgas, era justificación suficiente para rechazar las peticiones de extradición.

El reglamento de la Convención de Ginebra sobre el estatus de los refugiados prohíbe su extradición a países donde su vida pueda correr peligro.

La defensa también señala que, de acuerdo con la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, los países miembros garantizan el derecho de asilo en función de la normativa de la Convención de Ginebra.

El tribunal ha dado una "señal positiva"

En su justificación de la sentencia, el tribunal regional polaco que llevó el caso, señaló que Erdal Gökoğlu tiene la condición de refugiado en Bélgica. También tuvo en consideración el dictamen de HFHR y el veredicto del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el caso Kavaklioğlu y otros v. Turquía, que también fue citado por la HFHR en su dictamen.+

Erdal Gökoğlu fue uno de los demandantes en este caso, en el que el Tribunal de Estrasburgo dictaminó que las autoridades turcas violaron su derecho a la vida garantizado por el artículo 2 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

El tribunal regional argumentó que si el extranjero es extraditado a Turquía se podría estar cometiendo una violación de los derechos humanos, y tomó en cuenta el testimonio de un representante de la HFHR que señalaba las violaciónes del derecho a un juicio justo en Turquía, la tortura de los presos, y las pésimas condiciones de las cárceles turcas en general.

"La decisión del tribunal en el caso de Erdal Gökoğlu es una señal positiva para el futuro. Espero que los tribunales de Polonia adopten un razonamiento fijo bajo el cual un refugiado que tenga el estatuto de refugiado en virtud de la Convención de Ginebra, no pueda ser extraditado", dijo Jacek Białas, un abogado de la HFHR que participó en el procedimiento.

Situación de los presos en Turquía

En Turquía, hay cientos de presos políticos (entre ellos periodistas y profesores universitarios) condenados por ser "miembros de grupos militares o apoyar actos de terrorismo", aunque no existan pruebas satisfactorias de dicha actividad. La definición de "terrorismo" es extremadamente amplia.

Las condiciones de vida en las cárceles turcas son muy pobres: están hacinadas y el acceso a la asistencia sanitaria es limitado. Los jueces y fiscales en Turquía trabajan bajo una enorme presión política y su independencia es violada frecuentemente.