Tribunal estonio dictamina a favor de un festival LGTBI

La disputa judicial sobre el festival de cine LGBTI+ Festheart, que ha tenido lugar en la ciudad de Rakvere los tres últimos años ha acabado bien: el tribunal ha dictaminado que el ayuntamiento no puede discriminar.

El Tribunal Administrativo de Estonia ha revocado la decisión injustificada del ayuntamiento de Rakvere de reducir la subvención al festival de cine Festheart este otoño. Festheart solicitó 1.500 euros para organizar el festival, pero el ayuntamiento hizo caso omiso de las normas que ellos mismos habían establecido y asignó solo 300 euros. El tribunal ha dictaminado que la decisión del ayuntamiento fue ilegal. Dos semanas antes se había pronunciado en un caso similar, en relación con la falta de financiación para el festival en 2018.

A principios del año pasado, el Ayuntamiento de Rakvere decidió no apoyar a Festheart, organizado por MTÜ Sevenbow. Este mes de enero, la ciudad incidió en esa lamentable decisión, recortando una vez más el apoyo para el festival. A pesar de que la Comisión Cultural evaluó todas las solicitudes de subvenciones y constató que la de MTÜ Sevenbow cumplía todos los requisitos para recibir apoyo, el Consejo Municipal decidió recortarles la financiación en un 80 por ciento. Todos el resto de las subvenciones fueron aprobadas de acuerdo con el orden existente y la propuesta de la Comisión Cultural, dejando en evidencia que el proceso de toma de decisiones del Consejo es opaco y cuestionable, y no tiene en cuenta los intereses de todos los miembros de la comunidad.

El tribunal ha ordenado al ayuntamiento de Rakvere que pague la cantidad que faltaba para el festival de este año. Pero, quizá lo más importante de la decisión del Tribunal Administrativo, es que envía un mensaje claro de que no se van a tolerar este tipo de decisiones sesgadas e injustas. Se trata de un paso importante para reducir la discriminación contra los grupos minoritarios y transmite un mensaje contundente a todas las minorías: que luchen por sus derechos y confíen en que el sistema judicial les apoyará.