ONG italianas aprenden a usar litigios estratégicos para el cambio social

CILD organizó recientemente un taller sobre cómo utilizar el litigio estratégico para promover el cambio social, con el objetivo de abordar algunos de los problemas más apremiantes en Italia, como la discriminación de los romanís y las personas migrantes.

El "Taller estratégico sobre litigios básicos", organizado por la Coalición Italiana para los Derechos y las Libertades Civiles (CILD) del 28 al 29 de noviembre contó con el apoyo de la Iniciativa para la Justicia de Open Society (OSF).

Abogados y responsables de varias ONG italianas (como Progetto Diritti, A Buon Diritto, Diritto di Sapere, Cittadinanzattiva, Antigone, Rete Lenford, Asgi, Arci, Avvocati per Niente y L'altro Diritto) que trabajan distintos temas relacionados con los derechos humanos (LGBT, derechos de las personas migrantes, derechos del pueblo romaní, cuestiones de justicia penal...) recibieron una formación muy útil de la mano de los expertos de la Iniciativa para la Justicia sobre cómo utilizar el litigio estratégico para promover el cambio social.

Litigio estratégico para el cambio social

El primer día del taller consistió en una rápida visión general del significado del litigio estratégico y cómo se puede utilizar en el contexto italiano. A continuación, los participantes analizaron los impactos que puede tener a nivel legal, social y de políticas públicas, y recibieron consejos para planear un litigio estratégico y que sea lo más efectivo posible.

El segundo día, el taller se centró en la redacción de un caso, especialmente enfocado hacia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos: el estilo de escribir, qué incluir y los errores que se deben evitar.

Después de esta introducción, el enfoque se desplazó hacia la inclusión de la comunidad en el plan de litigios estratégicos. Se discutieron abiertamente las fortalezas y debilidades de la participación comunitaria en los mismos. Los expertos subrayaron la importancia de diseñar un plan de comunicación para apoyar el litigio.

Para poner la teoría en práctica, los participantes se dividieron en cuatro grupos y se ocuparon de cuatro casos concretos de derechos humanos: adopción de hijastros; la introducción del delito de tortura en Italia; la discriminación de la población romaní en la recogida de sus datos personales, y la discriminación de los migrantes desde la perspectiva del fracaso del Estado italiano a la hora de proporcionar acceso a la asistencia jurídica gratuita.

Una sociedad civil más fuerte

Los comentarios de los participantes del taller fueron muy positivos, afirmaban que les había ayudado a fortalecer sus conocimientos sobre litigios estratégicos y a desarrollar perspectivas nuevas para abordar sus casos, no solo desde un punto de vista jurídico, sino también desde el punto de vista de la comunicación y la defensa de los derechos humanos.

Un efecto secundario del taller fue fortalecer la asociación y la cooperación entre las distintas organizaciones de la sociedad civil, a pesar de que trabajen en temas diversos. ¡Todo esto para fortalecer la sociedad civil italiana y su capacidad de promover el cambio social!