El servicio secreto italiano predice una proliferación de racismo antes de las elecciones europeas

Un informe del servicio secreto italiano presentado ante el Parlamento señala el "peligro concreto del aumento de episodios de intolerancia hacia extranjeros" por parte de la extrema derecha.

El informe considera que "el comportamiento marcadamente racista y xenófobo que ya practican las formaciones de extrema derecha podría aumentar en las próximas semanas". El servicio secreto italiano afirma asimismo que existe un riesgo de que se intensifique el "conflicto" entre antifascistas y extremistas de derecha resultando en una "situación critica de orden público".

Riesgo de que proliferen actos racistas

El informe, que se presentó en el Parlamento, indica que los grupos de extrema derecha ya han demostrado actitudes y conductas claramente racistas y xenófobas y que es probable que estas proliferen en los próximos meses.

El servicio secreto señala un "aumento de actividad" en las actuales formaciones de extrema derecha, lo cual ha generado toda una serie de iniciativas de propaganda y protesta. Precisamente estas iniciativas son las que los servicios secretos temen que puedan constituir un peligro.

Respecto al terrorismo, el fenómeno de la radicalización en Italia es uno de los ámbitos a los que se ha dedicado más la inteligencia italiana. Esta cuestión "cada vez es más amplia y escurridiza" y requiere un seguimiento meticuloso para captar cualquier posible señal de una transición de la radicalización a la violencia.

El auge del racismo violento se triplica en un año

Italia esta viviendo un "auge del racismo", y la violencia se ha triplicado en un año con 126 incidentes racistas registrados en 2018. Según el informe, los extranjeros son regularmente objeto de ataques, ya sean físicos o verbales. El informe afirma que los cambios que ha experimentado el movimiento antifascista en cuanto a propaganda y prácticas en 2018 equivalen a una "radicalización", como consecuencia de la "percepción de crecimiento en cuanto a visibilidad y protagonismo" de la extrema derecha en cuestiones como la seguridad, los migrantes y el malestar social. Esto ha acentuado el conflicto entre los dos frentes con provocaciones, agresiones y reacciones que pueden desencadenar en una situación crítica para el orden público. El extremismo anárquico insurreccionalista doméstico sigue siendo "la expresión más insidiosa".

Los servicios nacionales subrayan que estas fuerzas han centrado el debate "en la oposición a las políticas migratorias" y han promovido una narrativa "de fuerte intolerancia hacia los extranjeros". Estos sentimientos han encontrado un consenso muy amplio, especialmente en los suburbios, y pueden no solo alimentar el resentimiento, sino también inducir a que la gente se desahogue.

Las elecciones europeas podrían ser críticas

Las elecciones regionales en Abruzzo que se celebraron el 10 de febrero, fueron una verdadera prueba antes de las elecciones europeas. La Liga obtuvo una clara victoria con un 28% de los votos emitidos. Hasta ahora, las elecciones europeas han sido principalmente elecciones nacionales, con baja participación y sin grandes apuestas. Pero el 2019 está siendo distinto. La campaña europea ahora es un acontecimiento transnacional y paneuropeo, que sin duda podría ser una forma de resolver algunos de los problemas globales a los que se enfrenta actualmente la Unión Europea.

Frente a esto, es importante recordar a los países europeos el primer título del Tratado de la Unión Europea que señala que "La Unión Europea se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías (...), la no discriminación, la tolerancia, la justicia y la solidaridad".