Proteger a los más vulnerables: deben garantizarse los derechos y la salud de los presos en España

¿Qué efectos puede tener el coronavirus en la salud y los derechos de las personas que se encuentran en prisión? Decenas de organizaciones han trasladado su preocupación a las instituciones

¿Qué efectos puede tener el coronavirus en la salud y los derechos de las personas que se encuentran en prisión? A iniciativa de ADPHA, decenas de organizaciones, entre las que se encuentra Rights International Spain, se han hecho esta pregunta y han trasladado su preocupación a las instituciones mediante el registro de un escrito ante el Ministerio de Interior y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, con el objetivo de “adoptar medidas urgentes que eviten, por un lado, la propagación del coronavirus dentro de las cárceles y que, por otro, garanticen los derechos fundamentales de las privadas de libertad”.

Liberación de los más vulnerables

En el texto se solicitan “una serie de medidas urgentes para velar por los derechos fundamentales de las personas privadas de libertad” y se advierte que un “servicio médico inadecuado dentro de prisión puede llegar a constituir un trato inhumano o degradante”. Por ello, apuntan que “pueden darse situaciones en las que la correcta administración de la justicia penal requiera la adopción de medidas humanitarias tales como la excarcelación o la detención domiciliaria”. En esa línea, las organizaciones, señalan que “nuestro ordenamiento jurídico, por ejemplo, cuenta con medidas alternativas a la privación de libertad dentro de prisión para aquellas personas enfermas o mayores”.

Más personal médico

Añaden que es de vital importancia que se “refuerce de inmediato las plantillas de personal sanitario dentro de prisión, así como el aislamiento de las personas afectadas por el coronavirus se produzca en una instalación médica en lugar de una celda”. También solicitan “la excarcelación inmediata de internos enfermos graves y de más de 70 años por constituir un grupo con doble riesgo del mismo modo que el de la población preventiva estableciendo otro tipo de controles en caso de ser necesarios”. Otra de las peticiones se refiere a la comunicación entre los internos y sus familias, reclamando “gratuidad de las llamadas telefónicas extras y el incremento de las comunicaciones orales ordinarias a través de locutorios”.

Más llamadas ante el cese de las visitas

Ante el anuncio de cancelación de todo tipo de comunicaciones realizado por el Ministerio de Interior, continúan: “nos oponemos y solicitamos que se instale con carácter urgente un sistema de videollamadas en todas las cárceles entre las personas presas y las personas con las que realizan comunicaciones ordinarias”.