Rumania quiere los datos personales de las personas que compran tarjetas telefónicas de prepago

Tras el reciente fracaso de la policía para localizar a una adolescente secuestrada que, tras llamar 3 veces al 112 fue violada y asesinada, las autoridades quieren que se presente un documento de identidad para comprar tarjetas telefónicas de prepago.

El Gobierno rumano ha publicado un proyecto de ordenanza de emergencia en el que, entre otras cosas, propone volver a introducir la obligación de presentar un documento de identificación para poder comprar tarjetas telefónicas de prepago y así facilitar la localización de las personas que llaman a los servicios de emergencia. La propuesta llegó dos semanas después del caso Caracal, en el que una chica de 15 años fue secuestrada, violada y asesinada. La chica llamó tres veces al 112, pero la policía no logró localizarla para acudir a su rescate.

El caso de una niña secuestrada y asesinada provoca la ira en el país

El caso ha despertado la ira en todo el país y ha revelado la complicidad entre los políticos locales, la policía y los capos del crimen, en un contexto en el que la clase política rumana goza de escasa confianza por parte de la sociedad. Después de una serie de despidos y renuncias bastante formales, las autoridades centrales llegaron a la conclusión de que una de las cosas que dificultó tanto la localización de la adolescente fue la gran cantidad de llamadas al 112 no urgentes realizadas desde teléfonos con tarjetas de prepago.

A partir de aquí, solo faltaba un paso para que el Gobierno propusiera la obligatoriedad de proporcionar datos personales para comprar una tarjeta telefónica de prepago. La medida ya propuesta en 2014, pero fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional.

En una intervención tras el caso Caracal, la Asociación Europea de Números de Emergencia (www.eena.org) indicó que en 2015 Rumanía había sido invitada a tomar medidas para mejorar sus capacidades de localización a través de un sistema libre desarrollado en cooperación con Google (Emergency Service Locator (ESL) de Google), pero que las autoridades rumanas rechazaron la propuesta.

Si puedes llamar al 112 desde un teléfono sin tarjeta SIM, ¿por qué necesita el gobierno los datos?

Los debates sobre esta cuestión han planteado otro dilema, si los teléfonos inteligentes permiten que los usuarios llamen al 112 incluso sin una tarjeta SIM en el dispositivo, ¿por qué es necesario identificar al titular de la tarjeta? Teniendo en cuenta, además, que la localización de la llamada se hace localizando el dispositivo, no la tarjeta SIM. Extraoficialmente, sin embargo, se descubrió que en Rumania las llamadas de emergencia a través de teléfonos sin tarjeta SIM se bloqueaban por orden de las autoridades. Pero apenas hay información disponible acerca de cómo se tomó esta medida.

APADOR-CH ha solicitado al Gobierno y a la Defensoría del Pueblo que no aprueben una ordenanza que obligue a los titulares de tarjetas a identificarse, puesto que, al igual que la ley que se estimó inconstitucional en 2014, esta ordenanza de emergencia no garantiza que los datos personales de los ciudadanos se almacenen y protejan legalmente, siempre que estas tarjetas de prepago puedan ser adquiridas a cualquier vendedor ambulante.

Además, APADOR-CH está intentando averiguar cómo funciona el sistema 112 en otros países europeos. Por ejemplo, ¿se puede llamar al número desde teléfonos sin tarjeta SIM? Si sabes cómo funciona esto fuera de Rumania, por favor ayúdanos proporcionándonos información en la sección de comentarios.