Una puerta abierta en Roma: el primer refugio LGTBI

La primera casa de acogida para jóvenes LGTBI en Italia acoge a las víctimas de violencia por discriminación o exclusión social.

La Cruz Roja de Roma y el Gay Center han puesto en marcha el proyecto del Refugio LGBT con el apoyo de la región de Lacio, la ciudad de Roma y la Iglesia Valdense.

La idea del proyecto era montar la primera casa de acogida en Italia para jóvenes LGTBI, víctimas de violencia por discriminación y exclusión social. El refugio LGTBI está localizado en un hogar en la ciudad de Roma

¿Qué se ofrece?

La casa la lleva un equipo de personal cualificado que proporciona asistencia gratuita a sus huéspedes. El objetivo es integrarlos, facilitar la integración y proporcionarles apoyo psicológico.

Es importante ayudar a los jóvenes en su día a día, a recuperarse y en las relaciones con sus familias. La casa ofrece el siguiente apoyo:

  • Apoyo psicológico para superar el malestar o la vergüenza y poder disfrutar de una reintegración pacífica con la familia y el entorno social.
  • Apoyo legal para proteger los derechos de la persona.
  • Orientación educativa para fortalecer y ayudar su integración en la escuela.
  • Orientación profesional para ayudarles a encontrar trabajo o integrarse en entornos profesionales.
  • Mediación con servicios sociales para facilitar el uso y el acceso a los servicios sociales.
  • Mediación cultural para apoyar y fortalecer la inclusión en la sociedad.
  • Mediación familiar para mejorar las relaciones familiares de la persona.

La casa puede acoger a ocho personas entre 18 y 26 años, con un máximo de ocupación de doce personas en situaciones de emergencia.

Ceremonia de apertura

A la reciente inauguración acudió el presidente de la región de Lacio, Nicola Zingaretti,el portavoz del Gay Center, Fabrizio Marrazzo, y el director de la Cruz Roja Italiana, Flavio Ronzi. Marrazzo señaló que establecer una casa como esta supondrá que muchos jóvenes podrán tener una nueva oportunidad en la vida.

Explicó que en Francia existe una iniciativa similar que lleva años en marcha y que cuenta con 40 casas que albergan unas 2000 personas a largo del año.

Flavio Ronzi añadió que hacen falta refugios como este en Roma, donde las personas LGBTI son vulnerables y necesitan ayuda para proteger sus derechos.