Alemania prohibe una plataforma izquierdista de internet violando la ley de libertad de prensa

La Sociedad de Derechos Civiles ha emitido una declaración a modo de "amicus curae" sobre la inhabilitación del portal de izquierdas linksunten.indymedia. Esta prohibición tiene una importancia central para la libertad de prensa en Alemania.

El Ministerio de Interior alemán prohibe una plataforma que era una piedra en el zapato para las autoridades

La Sociedad para los Derechos Civiles (GFF) ha intervenido con una declaración de amicus curae en el procedimiento judicial para prohibir el uso de linksunten.indymedia. En agosto de 2017, el Ministerio Federal de Interior (BMI) cerró esta plataforma de internet basándose en la Ley de Asociación. La plataforma llevaba años siendo una piedra en el zapato para las autoridades alemanas. Se consideraba un importante canal de comunicación para la escena radical de izquierdas en Alemania, informaba sobre manifestaciones y protestas, pero también publicaba opiniones políticas clasificadas como anticonstitucionales por las autoridades.

Tras las protestas del G20 en la primavera de 2017 en Hamburgo, hubo más de 1.600 investigaciones contra miembros y órganos de la escena radical de izquierda en toda Europa. La inhabilitación de la plataforma se enmarca en este mismo contexto.

Sin embargo, la GFF considera que la prohibición constituye un abuso de la Ley de Asociación, así como del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Por ello, ha aportado un amicus curiae al procedimiento, un instrumento que tiene su origen en el sistema jurídico estadounidense y que el miembro de Liberties, GFF, quiere dar a conocer mejor en Alemania.

El Estado alega que la plataforma ha violado la Ley de Asociación

Tras la inhabilitación del portal linksunten.indymedia por parte del Ministerio Federal de Interior, varias de las partes afectadas han denunciado al Tribunal Administrativo Federal de Leipzig. El Ministerio sostiene que la plataforma está respaldada por un grupo de personas que cumple las características de una asociación y esto está prohibido porque "sus objetivos y actividades son contrarias a la ley penal y está dirigida directamente contra el orden constitucional".

Sin embargo, para la GFF la Ley de Asociación no se debería aplicar en este caso, al margen de que haya una asociación tras la plataforma de internet. La prohibición se justificó de hecho exclusivamente por el contenido publicado en la página web. Por ello, es una medida de la Ley de medios de comunicación, que es competencia de los estados federales.

Las prohibiciones generales violan la libertad de prensa

Además, esta prohibición, que supone la eliminación de la plataforma en su totalidad, no es proporcionada, pues no tiene en cuenta la libertad de prensa garantizada por la Ley Fundamental. El Estado debería haber considerado primero medidas menos drásticas, señala GFF, y en concreto, las autoridades competentes podían haber iniciado acciones contra contenidos ilegales específicos de acuerdo con el Tratado de Radiodifusión Interestatal (RStV). El contenido supuestamente ilegal e inconstitucional no es tan predominante como para justificar la prohibición de toda la plataforma.

La prohibición asimismo viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ya ha dictaminado en varios casos de periódicos turcos, que prohibir un periódico entero, al margen de los detalles, constituye una violación de la libertad de prensa garantizada en el Artículo 10 del TEDH. Lo mismo debería aplicarse a los medios en línea.

El caso es un ejemplo de cómo lidia el Estado con sus críticos

La GFF ha intervenido en el caso de la prohibición de linksunten.indymedia porque es de una importancia central para la libertad de prensa y para apoyar el Estado de derecho en general. Para la organización de derechos humanos, la forma de abordar el caso por parte del Ministerio de Interior es paradigmática de cómo se maneja la oferta de medios de una escena crítica y contraria a las condiciones políticas y económicas actuales, y que a veces, viola la ley. Es posible evaluar la libertad del sistema legal observando como lidia con los sectores de la sociedad que le resultan "incómodos".

La declaración de amicus curae (que en latín significa "amigo del tribunal") es una opción externa que ofrece nuevas perspectivas para la litigación. Este enfoque aunque no está aún muy extendido ni en Alemania ni en gran parte de Europa, en Estados Unidos lleva mucho tiempo contribuyendo a generar una legislación mas respetuosa de los derechos humanos. La GFF se ha fijado el objetivo de establecer estas formas de participación en procesos jurídicos tambien en Alemania, pues resultan muy positivas para los derechos fundamentales y humanos.

Pincha aquí para el Amicus Curiae Brief de la GFF (en alemán).