La crítica despiadada contra la venta de recuerdos nazis avalada por un tribunal polaco

Un caso relativo al escarnio público de un sitio de subastas por Internet, por su venta de recuerdos nazis, termina en una decisión en contra de la empresa. El veredicto ayuda a definir mejor los límites de la libertad de expresión en Polonia.

El Tribunal Supremo de Polonia ha desestimado el recurso del sitio de subastas Allegro.pl en un caso que se deriva de la venta de recuerdos nazis. El veredicto es considerado muy importante para la definición de los límites de la libertad de expresión en el país y, a pesar de reconocer el daño a la reputación del sitio de subastas, el tribunal consideró que era más importante proteger las acciones encaminadas a llamar la atención sobre un asunto social importante.

La Fundación Luz Verde y la Asociación "Nunca más", junto con el escritor y artista Jerzy Masłowski, lanzaron una acción social llamada "Nunca más nazismo en Allegro". La campaña presentaba una ilustración con el logotipo de Allegro.pl, pero con los dos "l" modificadas de tal suerte que aparecían como el símbolo de las SS nazis. Se utilizó esta ilustración en postales que fueron repartidas durante la protesta callejera, celebrada en Varsovia en 2010.

La crítica admisible

En enero de 2014, la Corte de apelaciones de Varsovia desestimó la demanda del grupo Allegro por violación de los derechos personales contra la Fundación Luz Verde y Masłowski, afirmando que la modificación del logotipo entraba dentro del ámbito de la crítica admisible.

La Corte Suprema de Justicia, al igual que la Corte de apelaciones, reconoció que ha habido una violación de la reputación de Allegro cuando la acción social difundió información sobre las subastas con símbolos nazis y los beneficios financieros que de ellas obtuvo la empresa. El tribunal también señaló que el nombre de la empresa se vio empañado cuando se modificó su logo - que dicha acción presentaba la empresa negativamente y pudo haber debilitado la confianza del público en la firma de subastas.

Sin embargo, en opinión de la Corte Suprema, no había duda de que los organizadores de la acción habían actuado en nombre de un interés social legítimo. El tribunal consideró que las acciones que emprendieron no rebasaron las formas aceptables de la crítica, y llamó la atención sobre el contexto histórico y el resurgimiento de la ideología neofascista.

Definir la libertad de expresión

"Recibimos con satisfacción la sentencia del Tribunal Supremo. Esta sentencia es muy importante para la definición de los límites de la libertad de expresión y de la crítica permitida por la ley en el espacio público ", afirmó Irmina Pacho, abogado de la Fundación Helsinki por los Derechos Humanos (HFHR).

"La campaña fue una respuesta a la pasividad reiterada de Allegro, toda vez que el portal no retiró [los artículos nazis] de su sitio web a pesar de numerosas intervenciones y denuncias", añadió Pacho.

La Fundación Luz verde estuvo representada por el abogado pro bono Andrzej Tomaszek, del bufete Drzewiecki, Tomaszek & Wspólnicy. La HFHR observó el juicio. El Defensor del pueblo polaco también se sumó a la causa.