Polonia aún no ha cumplido la sentencia del TEDH sobre la detención de una familia chechena

HFHR ha comunicado al Comité de Ministros del Consejo de Europa el informe de Polonia sobre la aplicación de la sentencia del TEDH en el caso Bistieva, que se refiere a la detención de una familia de refugiados con hijos.

En abril de 2018, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) juzgó el caso Bistieva y otros contra Polonia, sobre una familia chechena que llegó a Polonia y solicitó sin éxito acogerse al estatuto de refugiados en 2013. En enero de 2014, la madre y los niños fueron internados en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Kętrzyn. Durante su estancia en el centro, la familia volvió a solicitar repetidamente la condición de refugiados.

El tribunal dictamina que Polonia violó los derechos de la familia

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que Polonia había violado el derecho de la familia a la vida familiar debido a que las autoridades polacas no tuvieron en cuenta el interés superior de los niños cuando tomaron la decisión de detener a los solicitantes de asilo. El Tribunal sostuvo que las autoridades deberían haber considerado la posibilidad de recurrir a medidas no privativas de la libertad y que la detención debería ser únicamente una medida de último recurso. También señaló que la detención que sufrió la familia: cinco meses y veinte días, fue demasiado larga.

El gobierno polaco sostiene que ya ha cumplido

El 11 de abril de 2019, el gobierno polaco presentó al Comité de Ministros un informe sobre las medidas adoptadas para aplicar la sentencia Bistieva. Según el mismo, habían introducido en la ley medidas alternativas a la detención de inmigrantes y afirmaban que las estaban poniendo en práctica con frecuencia. El Gobierno polaco señaló que el contenido de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se había comunicado al personal del servicio de inmigración. En vista de lo anterior, afirmó que había cumplido su obligación de ejecutar la sentencia.

HFHR: "Polonia no ha ejecutado la sentencia Bistieva"

HFHR analizó el caso en un informe que envió al Comité de Ministros del Consejo de Europa. Señalaba que la experiencia de las ONG y de las instituciones nacionales de derechos humanos demostraba que las autoridades polacas no habían tenido debidamente en cuenta el principio de evaluar el interés superior del niño en los procedimientos de detención de inmigrantes. Las estadísticas muestran que más de 1.100 niños fueron trasladados a centros de detención de inmigrantes entre 2014 y 2017. Además, los análisis sobre la jurisprudencia de los tribunales polacos en los casos de detención de refugiados indican que los tribunales rara vez prestan atención a la situación individual de los niños. Por consiguiente, la evaluación del tribunal del interés superior del niño suele limitarse a declarar que ese interés está salvaguardado, ya que le trasladan a un centro supervisado junto con sus padres. Además, los tribunales suelen ordenar la detención de inmigrantes por el período máximo permitido por la ley.

"No se puede decir que Polonia haya ejecutado la sentencia Bistieva. Hacen falta más medidas para evitar violaciones similares", afirmó Jacek Białas, abogado de HFHR que representa a extranjeros en procedimientos ante el TEDH. "El caso sienta precedente porque la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es la única sentencia de un organismo internacional sobre la detención de refugiados, entre ellos niños. Este tema debería incluirse en el debate sobre la detención de niños refugiados en Polonia, pero también debería afectar la jurisprudencia de los tribunales polacos en materia de detención de niños inmigrantes", concluyó Białas.

HFHR hace recomendaciones claras para el cambio

  • Los jueces y los agentes de la guardia de fronteras deberían recibir una formación adecuada sobre la aplicación del principio del interés superior del niño y la jurisprudencia del TEDH en los casos de detención de menores inmigrantes.
  • Elaboración de unas directrices para las acciones específicas que deben emprenderse.
  • Los tribunales deben analizar el interés superior del niño caso a caso en todas las cuestiones relativas a la detención de inmigrantes, incluida una audiencia de los niños afectados o de expertos.
  • Todas las decisiones judiciales que impliquen el traslado de una familia a un centro de detención deben incluir una evaluación individual de la situación de los niños afectados.

HFHR también ha recomendado que el Comité pidiera al Gobierno que proporcione estadísticas sobre el número de adultos y menores detenidos en los centros cerrados.