La policía croata obliga a migrantes a hacer el saludo fascista

La policía croata detuvo a un grupo de refugiados que intentaba cruzar desde Bosnia-Herzegovina y los obligó a gritar consignas futbolísticas y a dar vítores a la organización fascista Ustasha mientras los grababa en vídeo.

Tras la detección de este vídeo en redes sociales, las organizaciones de derechos humanos se han mostrado conmocionadas y han exigido responsabilidades a la policía. Los responsables policiales se han desvinculado de los agentes que, en sus propias palabras, "actuaron de forma indebida", y afirman haber puesto en marcha procedimientos disciplinarios.

Desgraciadamente, las humillaciones xenófobas como esta no son excepcionales en la frontera croata. Numerosas organizaciones e instituciones internacionales, entre ellas la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, la Defensora del Pueblo croata y Human Rights Watch, llevan más de dos años denunciando casos de violencia y expulsiones en caliente. Las autoridades croatas, no obstante, se desentienden una y otra vez de estas acusaciones.