¿Inocente hasta que se demuestre lo contrario? Un nuevo estudio analiza la presunción de inocencia

La presunción de inocencia es uno de los principios más importantes del sistema moderno de derechos humanos y desempeña un papel decisivo en la salvaguarda de los derechos de una persona que se enfrenta a un procedimiento penal.

La importancia de las apariencias

La Directiva de la UE sobre la presunción de inocencia (EU 2016/343) especifica que las autoridades competentes deben abstenerse de presentar a las personas sospechosas o acusadas de un delito como culpables, en los tribunales o en público.

Esto significa que las medidas de contención física, como esposas, cajas de cristal, jaulas y grilletes solo deben utilizarse en aquellos casos donde están justificadas por motivos de seguridad y específicos en cada caso.

"Sospechosos bajo coacción. La importancia de las apariencias: como se presenta a las personas sospechosas y acusadas en la sala de audiencias, al público y en los medios de comunicación" es un proyecto de investigación de dos años a escala de la UE que en la actualidad está llevando a cabo el socio de Liberties, Rights International Spain, junto a otros colaboradores bajo la coordinación del Comité Helsinki húngaro.

El objetivo del proyecto es contribuir a la correcta aplicación de la Directiva reduciendo el número de casos en los que personas sospechosas o acusadas de algún delito aparecen en público de una manera que crea ya una percepción de culpa, así como contribuir a mejorar la comprensión de la presunción de inocencia entre los responsables públicos y el público en general.


Influencia y percepción

En el marco del proyecto, la Casa de los Derechos Humanos de Zagreb, un proyecto socio de Croacia, ha llevado a cabo una investigación sociológica para averiguar si los diferentes tipos de medidas de contención utilizadas por la policía influyen y tienen un impacto sobre la percepción de culpabilidad por parte de la opinión pública. Los resultados son preocupantes desde el punto de vista de la presunción de inocencia.

En primer lugar, cualquier detención policial se traduce en una percepción pública de culpabilidad de la persona detenida . La investigación demuestra que no solo el público considera culpable a cualquier persona acompañada por la policía (presencia de policía), sino que la percepción de culpabilidad aumenta cuanto más severas son las medidas de contención física utilizadas y cuanto mayor es el nivel de fuerza empleado.

Además, existe una correlación entre rasgos negativos y percepción de culpabilidad. Es decir, que es más probable que la gente considere a una persona culpable si le adscriben características negativas (agresivo/a, peligroso/a). La investigación constató además que es más habitual adscribir rasgos negativos a los hombres que a las mujeres. Por otro lado, se tiende a asociar culpabilidad con ciertos estereotipos (por ejemplo, llevar una sudadera con capucha se equipara a ser un vándalo o un delincuente).

La Casa de Derechos Humanos de Zagreb realizó el informe y la infografía.

Lee el informe completo.


Social media banner english