Arrancan los trámites para reformar el Código Penal para proteger la libertad de expresión

Arrancan los trámites para llevar a cabo la reforma del Código Penal para la protección de la libertad de expresión y despenalizar, entre otras conductas, las ofensas a la religión, las injurias al rey o el enaltecimiento del terrorismo.

Arrancan los trámites para llevar a cabo la reforma del Código Penal para la protección de la libertad de expresión y despenalizar, entre otras conductas, las ofensas a la religión, las injurias al rey o el enaltecimiento del terrorismo. Ante los crecientes casos de condenas por ofender los sentimientos religiosos o hacer chistes sobre la monarquía o la propia religión, el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la iniciativa propuesta por Unidos Podemos.

La propuesta es una respuesta al deterioro de la liberatd de expresión

Con 180 votos a favor y 166 en contra, la Cámara ha aprobado dar comienzo a los trámites necesarios para modificar la redacción de un número de artículos que penalizan, entre otras conductas, las ofensas religiosas y las injurias al rey y adaptarlo a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Esta propuesta, nace de la creciente sensación de involución por parte de la sociedad española y de coacción de la libertad de expresión, puesta de manifiesto en las diferentes condenas a personajes públicos o ciudadanos de a pie como Valtonyc, Pablo Hasel, Willy Toledo, César Strawberry, o el muy mediático (por insólito) caso del joven condenado a pagar una multa de 480 euros por compartir en su cuenta de Instagram un fotomontaje, de carácter humorístico, con una imagen del Cristo de la Amargura, para quien se pedía una cantidad mucho más elevada, 2160€, o una pena de 180 días en prisión, en caso de no poder hacer frente al pago.

¿Una caza de brujas?

Unidos Podemos se ha referido al “clima convencional que se ha extendido por el país”, para de definir el ambiente de persecución y de ‘caza de brujas’ que se ha creado en torno a lo que se manifiesta de manera pública, para mostrar la necesidad de iniciar una reforma que garantice la libertad de expresión de los ciudadanos.

Siguiente paso: debate parlamentario

Aunque este es el primer paso, el camino que queda por recorrer es largo. Una vez iniciado el trámite de la reforma, el articulado propuesto ha de someterse a debate parlamentario. El PSOE, que ha respaldado la propuesta a diferencia del PP y Ciudadanos, ya ha avisado de que introducirá enmiendas, ya que Unidos Podemos tiene la intención de derogar la tipificación como un número de delitos: las ofensas religiosas, ofensas o ultrajes a España, calumnias e injurias al rey, así como a las instituciones del Estado y, por último, el enaltecimiento del terrorismo y humillación a sus víctimas y además modificar los delitos de odio.

Rights International Spain, junto con otras organizaciones de la sociedad civil y expertos, tuvo la oportunidad de reunirse con Unidos Podemos para hacer llegar nuestras sugerencias y aportaciones al texto antes de ser registrado en el Congreso.