La libertad de reunión en la práctica de los tribunales polacos

El informe de la Fundación Helsinki de Derechos Humanos titulado "Libertad de reunión en la práctica de los tribunales polacos" analiza los procedimientos penales contra ciudadanos que participan en actos públicos.

El informe presenta el análisis de 250 sesiones celebradas en 142 casos. La Fundación Helsinki de Derechos Humanos (HFHR pr sus siglas en inglés) supervisó entre marzo de 2018 y junio de 2019, 16 tribunales de todo el país.

HFHR supervisó los procedimientos de casos relacionados con eventos como los "Mensuales de Smolensk", marchas independentistas, concentraciones organizadas por el movimiento de extrema derecha ONR, manifestaciones en las inmediaciones del edificio del Parlamento, protestas en el Bosque de Białowieża, marchas de conmemoración de los soldados malditos y manifestaciones antigubernamentales.

El análisis reveló que los procedimientos judiciales son generalmente justos y profesionales

Durante las sesiones de seguimiento, los representantes de HFHR analizaron la información de las audiencias y la conducta de los jueces, fiscales, testigos y del público presente en el tribunal.

"Una revisión de los comentarios de los supervisores de HFHR muestra que en la mayoría de los casos los jueces, fiscales y abogados trataron a las partes con respeto y que los procedimientos se llevaron a cabo de manera justa y profesional", señala Justyna Jezierska, abogada de HFHR y autora de la publicación.

El informe muestra que la gran mayoría de los casos monitoreados por HFHR terminaron con una absolución o archivo. Para justificar estas sentencias, los tribunales invocan frecuentemente las garantías derivadas del Convenio Europeo de Derechos Humanos y de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

"Los tribunales recordaron que el derecho a la libertad de reunión pacífica es una piedra angular de una sociedad democrática, cuyas funciones fundamentales incluyen proporcionar un foro para el debate público. Las reuniones pacíficas tienen como fin proteger los intereses comunes de la población y expresar las convicciones personales de los ciudadanos", añade Jezierska.

Los autores del informe señalan que la Fundación Helsinki de Derechos Humanos tiene intención de seguir supervisando los procedimientos judiciales contra personas que participan en actos públicos en Polonia.