Informe del Parlamento Europeo sobre Hungría: amenazas sistemáticas al Estado de derecho

Un informe del Parlamento Europeo sobre Hungría destaca, entre otras cuestiones, las amenazas sistemáticas al Estado de derecho.

"Estoy muy preocupada por los derechos individuales de los ciudadanos húngaros" señaló Judith Sargentini, la relatora miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE), y autora del informe anteriormente mencionado.

Su informe, que se votará en la Comisión LIBE en mayo antes de que pase a la sesión plenaria en septiembre de 2018, se preparó para respaldar los debates del Parlamento Europeo sobre si se debería activar el procedimiento del Estado de derecho contra Hungría, fundado en el Artículo 7 del Tratado de Lisboa.

Este informe fue solicitado durante la sesión plenaria en mayo de 2017, donde la mayoría de los parlamentarios acordaron que el Parlamento Europeo debía estudiar si recomendaba iniciar el procedimiento del Artículo 7. Este procedimiento permite que los gobiernos de la UE puedan adoptar medidas contra otro Estado miembro cuando se constata que este vulnera los valores fundamentales de la UE.

El informe LIBE del Parlamento Europeo elaborado por Sargentini se apoya en cuatro informes de Derechos de las Mujeres, Cultura y Educación, Control Presupuestario y La Comisión de Asuntos Constitucionales. Los dos últimos ya concluyeron sus dictámenes y ambos piden que se active el procedimiento del Articulo 7 por primera vez en la historia de la Unión.

El principal informe LIBE se basa en las investigaciones de Sargentini, sus entrevistas y la aportación de la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, la Comisión Lanzarote del Consejo de Europa, Naciones Unidas y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Decir la verdad a los amigos

Sargentini, europarlamentaria neerlandesa del grupo de Los Verdes, le comentó a la prensa tras el encuentro del la Comisión LIBE, el jueves 12 de marzo, que un gobiernoque está seguro de sí mismo es un gobierno que invita a sus detractores; así es como funciona la Unión Europea, un sistema basado en principios comunes.

"Es doloroso darse cuenta de que dependemos de un análisis externo. Nosotros, en Europa, evitamos hacer críticas a nuestra comunidad. Estamos entre amigos, debemos ser capaces de decir también la verdad".

El informe aborda los siguientes temas: la independencia del poder judicial, el funcionamiento del sistema constitucional, la corrupción y el conflicto de intereses, la libertad de expresión y la libertad académica, la libertad de culto y el derecho de asociación entre otros, y concluye que los ciudadanos húngaros, a pesar de ser ciudadanos de la Unión Europea, no disfrutan de los mismos derechos básicos que los ciudadanos de otros países de la UE.

La eurodiputada perteneciente al Fidesz y miembro desde hace tiempo de la Comisión LIBE, Kinga Gál, en respuesta a la sesión, se quejó de que el informe de Sargentini se había filtrado a la prensa y calificó el informe como un intento fallido de la oposición y de las ONG.

Gál subrayó que en Hungría no se persigue a los opositores ni se asesina a los periodistas y, según ella, este informe parece una causa judicial que se basa en causas judiciales cerradas y disputas políticas ya resueltas.

Fecha cuestionada

Con respecto al momento en que se presentó el informe, Sargentini dijo que en un principio intentó presentarlo en marzo, pero decidió posponerlo hasta después de las elecciones para que no se pudiera utilizar como herramienta política.

Quiso destacar que, como autora del informe, su intención había sido ser lo más imparcial y objetiva posible. El informe es un análisis jurídico sobre políticas y leyes.

En la práctica, Sargentini enumeró su preocupación por temas como el cierre de medios de comunicación, los derechos de las mujeres, la discriminación virulenta hacia el pueblo romaní y las minorías, los problemas relacionados con el trato que se da a los menores migrantes y los efectos escalofriantes de leyes como la última propuesta Stop Soros, que tiene como objetivo importantes grupos de la sociedad civil.

Frans Engel, del Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece Fidesz, dijo que aunque probablemente sea difícil –especialmente tras ocho años de dudosos intentos– el Parlamento Europeo tiene que intentar comprender el clima actual. Un clima en el que Orban eligió un camino para impedir que se repita el fiasco de 2002, cuando su partido perdió las elecciones, y permitió un "todo vale" con el fin de ganar las elecciones y mantener el poder. Esto es algo que no tiene cabida en la UE, concluyó el eurodiputado de Luxemburgo.

Movimientos similares de la UE

Además del trabajo de los parlamentarios, actualmente existen tres casos de carácter marcadamente político que son relevantes para el procedimiento de infracción iniciado por la Comisión Europea.

La ley anti ONG fue remitida al TJEU después de que Hungría no abordara ninguna de las cuestiones que le planteó la Comisión en las dos etapas anteriores del procedimiento, la carta de notificación formal, enviada por la Comisión en julio de 2017, y el dictamen razonado, emitid el pasado octubre.

El segundo caso tiene que ver con las cuotas de migrantes, a las que se opone enérgicamente Hungría, y el tercer caso trata sobre la Ley de enseñanza superior, dirigida a la Universidad Centroeuropea. Estos dos casos se hallan ante el Tribunal de Justicia.