Análisis de Impacto sobre Igualdad Racial: una herramienta innovadora para combatir la discriminación

El racismo o discriminación institucional genera patrones de refuerzo mutuo de la desigualdad racial en la sociedad al distribuir y dar acceso a bienes, servicios y derechos de manera desigual según la pertenencia a un grupo etno-racial.

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia ha reconocido la naturaleza sistémica del anti-gitanismo en Europa. Subraya la persistencia del racismo inconsciente y la discriminación estructural como dos factores que reproducen los existentes patrones de prejuicios que están “fuertemente arraigados en instituciones, conceptos culturales y estructuras de poder de las sociedades europeas”.

Racismo estructural y sesgo inconsciente

El racismo o discriminación institucional (o estructural) se caracteriza por que son (1) procesos persistentes y duraderos en el tiempo; (2) situaciones que se escapan al control de uno o varios individuos y; (3) que no requieren de intención y que a menudo son invisibilizados. Genera patrones de refuerzo mutuo de la desigualdad racial en la sociedad al distribuir y dar acceso a bienes, servicios y derechos de manera desigual según la pertenencia a un grupo etno-racial. Este fenómeno se ve mutuamente reforzado por el sesgo inconsciente subyacente en el comportamiento individual de una persona. Es decir, en determinadas circunstancias estas asociaciones automáticas pueden influir en una persona resultando en un comportamiento discriminatorio, aunque ésta no tenga prejuicios de manera consciente.

El sistema de justicia español discrimina a los gitanos

La investigación llevada a cabo en 2019 y parte de 2020 por Rights International Spain dentro del Proyecto Roma y que se publica ahora verificó que en aquellos espacios del sistema de justicia penal en los que existe una mayor discrecionalidad se cuelan el racismo institucional y el sesgo inconsciente, pudiendo llegar a impactar de manera negativa en la imparcialidad del proceso penal. La investigación identificó una serie de prácticas de distintos profesionales del sistema de justicia penal con posibles efectos discriminatorios hacia las personas de etnia gitana fruto de la discriminación institucional y de los sesgos inconscientes, tales como: el empleo de perfiles étnicos; una mayor propensión al uso extensivo de la prisión provisional bajo el criterio de riesgo de reiteración delictiva, así como en los casos especialmente sensibles o mediáticos; o un pronóstico menos favorable para las personas gitanas sobre aspectos como las conformidades, la valoración de las circunstancias atenuantes o agravantes o la suspensión de la pena.

Un instrumento que puede servir para acabar con el racismo y la discriminación

En este sentido, una de las apuestas de Rights International Spain sobre los pasos que se deberían dar para acabar con la discriminación en general dentro de las instituciones españolas y en concreto en relación con el sistema de justicia es, además de potenciar el acercamiento entre instituciones y distintos grupos vulnerabilizados y de fomentar la formación en materia anti-discriminación de todos los profesionales, la implantación en todos los ámbitos de la administración española de los Análisis de Impacto sobre Igualdad Racial (REIA según sus siglas en inglés).

Los REIA son una herramienta de gran valor debido a su capacidad transformadora, amplia versatilidad, fácil adaptación a distintos contextos, y sencillez en cuanto al concepto y su uso. Son utilizadas en distintos países como una forma de abordar la discriminación, no solo en el ámbito de las administraciones públicas sino también en el ámbito empresarial, educativo o deportivo. Han sido diseñados para minimizar las consecuencias discriminatorias adversas no anticipadas derivadas de normas, políticas y prácticas y hallar soluciones aplicadas que permitan ponerles remedio.

Se pueden emplear tanto durante el proceso de formulación de una norma o política, como de manera posterior, lo que permite evaluar también el impacto real de normas y políticas además de las prácticas existentes. Este tipo de herramientas tienen como pilar central los colectivos potencialmente afectados por dichas normas, políticas o prácticas que se van a someter a revisión. Constituyen una gran oportunidad para dar voz a comunidades y colectivos invisibilizados, a la vez que para fraguar una relación estable y duradera con las instituciones.

El pueblo gitano debe estar más representado en los espacios públicos

Este aspecto es especialmente importante ya que suele ser subrayado por los expertos como una de las cuestiones en las que los Estados deben de poner el foco: aumentar las relaciones institucionales con dichas comunidades y colectivos y su representación en espacios públicos. Un vistazo rápido a la composición de las distintas cámaras de representantes de nuestro país bastaría para hacernos a una idea del largo camino que aún queda por recorrer y de la innegable necesidad de trabajar en este ámbito con la implantación de herramientas como los REIA.

Tres aspectos de los análisis de impacto de igualdad racial

Este tipo de análisis de impacto se centra en tres principales aspectos de las normas, políticas o prácticas objeto de evaluación: (1) alcance: es decir, personas y espacios hacia las que van dirigidas o a las que afectan; (2) intensidad: efectos, impactos y resultados esperados, así como posibles consecuencias inintencionadas; (3) duración: como los diferentes impactos a corto, medio o largo plazo. Esto permite abordar el impacto discriminatorio de la discriminación estructural, a la vez que posibles sesgos inconscientes que hayan entrado en juego, convirtiéndose en una herramienta con un alto potencial transformador de la realidad imperante al exponer las desigualdades antes ocultas en el sistema y proponer posibles soluciones o alternativas para mitigarlas.

Aunque conseguir la implantación de los REIA de manera amplia y su aplicación en el día a día por todo tipo de actores (públicos y privados) es un reto a medio-largo plazo; Rights International Spain apuesta firmemente por herramientas como ésta, orientadas a exponer las desigualdades y proponiendo soluciones por y desde los colectivos y comunidades afectadas, poniéndolos en valor y fomentando su visibilidad ante los actores institucionales y de cara a la sociedad en general y, en definitiva, dando un paso más hacia su auténtico empoderamiento y hacia la erradicación de todas las formas de discriminación existentes en nuestra sociedad.