La República Checa prepara un fondo para indemnizar a víctimas con reacciones severas a vacunas

La República Checa está preparando un fondo especial para indemnizar a personas que hayan tenido reacciones severas a una vacunación.

Personas con reacciones severas tras una vacunación pueden ahora recibir compensación del Estado checo, que está preparando un fondo especial con este fin. Es la reacción del país ante varias quejas desde la sociedad civil, incluyendo la Liga de derechos humanos, al programa de vacunación obligatoria para niños en el Estado checo.

"La República Checa está preparando un fondo de compensación, para la indemnización en casos donde existió una reacción adversa grave tras una vacunación," dice Roman Chlíbek, Secretario científico de la sociedad de inmunización checa. "Aunque sean raras, las reacciones pueden ocurrir y no pueden ser excluidas de antemano. La creación de este fondo en nuestro país es otra modalidad de desarrollo nacional".

Los riesgos para la salud es el motivo por el cual algunos padres desean rechazar las vacunas obligatorias para sus hijos. Recientemente, los padres que se negaron a la vacuna obligatoria hexa para sus hijos recibieron una multa de 6.000 CZK, instándolos a presentar una queja ante el Tribunal Constitucional. La corte confirmó que es un deber parental vacunar a sus hijos, decisión utilizada para emitir sentencias similares en otros tribunales. Según este precedente, no se permite que padres boicoteen la vacunación de sus hijos debido a posibles riesgos de salud.