Italia: la grabación de las interrogaciones protegería a los sospechosos y a los agentes

En Italia, ni los interrogatorios ni los procesos penales se graban siempre en video o audio. Si esto fuera obligatorio, probablemente los agentes tendrían más cuidado y se reduciría la violencia.

Todavía hay espacios a los que aún no ha llegado la tecnología. Los tribunales italianos son uno de estos lugares. La forma más común de documentar los procedimientos es con una máquina de estenotipia. Sin embargo, los agentes policiales todavía tienen que tomar notas a mano durante los interrogatorios. Para los fiscales la situación es un poco mejor: cuando una persona ha sido detenida, es obligatorio hacer una grabación de audio o video. Si solo le interrogan, pueden elegir entre registrarlo en vídeo o audio.

Afortunadamente, en los tribunales, los jueces pueden elegir el mejor método de documentación y suelen optar por grabaciones de audio en las audiencias públicas, mientras que en las audiencias en la sala no siempre se realizan grabaciones. Los fiscales también suelen grabar el audio de los interrogatorios, por lo general utilizando un equipo portátil, en lugar de tomar actas de todo.

Qué pasó en Gran Bretaña cuando se empezaron a grabar los interrogatorios

¿Por qué deben grabarse todas las declaraciones e interrogatorios en todas las etapas del proceso penal?

En 1984, en Gran Bretaña, la Ley de policía y pruebas penales (aplicada en 1986) obligó a grabar el audio de todos los interrogatorios policiales. Estas grabaciones son ahora una fuente muy importante de pruebas en el sistema británico. En un principio, la policía impugnó esta medida, pensaron que los interrogatorios ya no servirían, que el agente estaría limitado y que el registro sería otra carga importante más que les añadiría trabajo. En realidad, tras un período de ajuste inicial, comenzaron a constatar las ventajas de hacer las grabaciones.

La obligatoriedad de grabar los interrogatorios sacó a la luz el hecho de que los agentes necesitaban mejorar su formación en técnicas de interrogatorio. Además, liberó al personal policial de la tarea de tomar notas (que eran propensas a errores y omisiones) lo que les permitió concentrarse exclusivamente en interrogar a los sospechosos (con transcripciones completas disponibles posteriormente). Por otra parte, la grabación de los interrogatorios protege tanto a los sospechosos como a los investigadores: a los sospechosos contra los malos tratos y a los agentes contra las acusaciones de abuso.

El registro debe ser obligatorio en Italia

Gracias a la investigación "Procedural rights observed by the camera - Audio-visual recording of interrogations in the EU"[Derechos procesales observados por la cámara - Registro audiovisual de los interrogatorios en la UE"] (disponible aquí en italiano), Antigone estudió cómo se graban los interrogatorios de las fuerzas policiales, la fiscalía y los tribunales. El estudio no solo recogió información sobre la práctica, sino también sobre las posturas de distintos actores involucrados en los procesos penales. El estudio recomienda que se extienda el uso de las grabaciones de audio o vídeo. Teniendo en cuenta el uso generalizado en la práctica de las grabaciones de audio de las audiencias, sería factible hacerla obligatoria. Para los acusados que no hablan italiano, debería ser obligatorio registrar también la traducción del intérprete, solo de esta forma es posible comprobar si las declaraciones del acusado corresponden a las declaraciones del intérprete.

La grabación de vídeo y audio debe ser la norma

En los interrogatorios fuera de la sala, los interrogadores están obligados a grabar a los sospechosos "mediante grabación sonora o audiovisual". Dada la alternativa que se ofrece a la obligación, el uso de las grabaciones de audio ya está ampliamente aceptada. Por otra parte, debido a la especial vulnerabilidad de las personas privadas de libertad, es conveniente establecer la obligación de la grabación audiovisual, para proteger mejor a la persona interrogada. En el caso de sospechosos no sujetos a medidas privativas de libertad, es conveniente disponer que se grabe el audio de los interrogatorios realizados por el Ministerio Público o por la Policía Judicial, tanto para evitar abusos, como para documentar mejor el interrogatorio, y finalmente permitir una evaluación ex post de la fiabilidad de las declaraciones realizadas.

Las comisarías de policía deberían tener cámaras en todas partes

Una propuesta final que reforzaría las garantías de los detenidos sería instalar cámaras en las comisarías de policía y en las celdas de detención de los tribunales. Esto protegería a los detenidos de abusos y a las fuerzas del orden de las denuncias falsas de malos tratos. Todo lo que ocurriera en una comisaría quedaría registrado. La importancia de la grabación de video es evidente, no hay más que acordarse de la trágica historia de Stefano Cucchi y cómo la presencia de cámaras habría arrojado luz sobre lo que sucedió.