Continúa la eliminación de derechos humanos en Bulgaria

El pasado año se estancó el progreso en la mayoría de las áreas de derechos humanos en Bulgaria y se descubrieron graves violaciones en otras, de acuerdo con el informe anual del Bulgarian Helsinki Committee.

En 2014, se estancó el progreso en la mayoría de las áreas de derechos humanos en Bulgaria y se constataron violaciones graves y continuas en otras. Esta es la situación que muestra el informe anual del Bulgarian Helsinki Committee (BHC).

Las violaciones más graves y comunes tienen relación con las condiciones de vida y el trato dispensado a los niños en las instituciones, la situación en los lugares de detención incluyendo a la justicia para los jóvenes, la independencia del poder judicial, la discriminación contra minorías étnicas y sexuales y contra los extranjeros.

Como en años anteriores, hay problemas graves en la cuestión del derecho a la libertad religiosa de los musulmanes y de los seguidores de otras religiones, así como con la independencia de los medios de comunicación. Hay varios casos importantes de trato cruel y discriminatorio con respecto a las mujeres.

También aparecen algunos cambios positivos en el sistema judicial y en las condiciones de acogida de los solicitantes de asilo y los refugiados en Bulgaria.

Las principales cuestiones sobre los derechos humanos en Bulgaria en 2014:

· A menudo los niños son privados de libertad ilegal o arbitrariamente, a veces durante largos periodos de tiempo y en condiciones inaceptables.

· Durante todo el año, los investigadores del programa de Seguimiento e Investigación del BHC pusieron al descubierto un historial aterrador de violencia y abuso de los niños detenidos.

· Los problemas principales del sistema penitenciario continúan siendo: el hacinamiento, las condiciones materiales anticuadas, las normas penales obsoletas, la ausencia de una política de resocialización y los altos niveles de corrupción en la administración de la mayoría de las cárceles.

· No ha habido un avance significativo en la reforma del sistema judicial en Bulgaria, ni por lo tanto en la independencia del mismo.

· La fiscalía no investigó con celeridad, objetividad y eficacia las violaciones graves de derechos humanos tales como los delitos de odio, el vandalismo en los templos religiosos y los ataques contra miembros de las confesiones religiosas no ortodoxas.

· La censura y la presión sobre los medios de comunicación y los periodistas, la autocensura, la gran dependencia económica y política de los medios de comunicación y el no cumplimiento de las normas básicas de ética periodística han llegado a un punto en el que la libertad de expresión en Bulgaria parece estar desapareciendo poco a poco.

El BHC ha publicado suinforme anual desde 1993.