Tribunal de Vilnius determina la pena por violar el derecho de asilo

El Tribunal del Distrito de la ciudad de Vilnius determinó la sanción pecuniaria por violar el derecho al asilo; Lituania tendría que pagar a dos menores de edad quienes, habiendo huido de Afganistán, fueron detenidos ilegalmente y encarcelados en la prisión de Lukiškės.

El Tribunal Distrital de la ciudad de Vilnius, en su fallo en el caso de indemnización por daños y perjuicios sufridos por dos ciudadanos de Afganistán debido a su detención ilegal, sostuvo hoy que el Estado de Lituania había cometido un error. Como resultado, el estado se hace responsable de compensar a los afganos por sus pérdidas, estimada por el tribunal de ser 21.900 litas (unos € 6.342).

El Instituto para el Monitoreo de Derechos Humanos y la Cruz Roja Lituana, en conjunto, llevaron el asunto a la atención del tribunal el 26 de noviembre de 2013. Los ciudadanos de Afganistán, que afirmaban tener 14 y 17 años de edad, fueron detenidos por agentes del Servicio Estatal Fronterizo el 4 de abril en el distrito de Ignalina después de haber cruzado la frontera lituana juntos.

Estos jóvenes estaban huyendo de un Afganistán devastado por la guerra con la intención de solicitar asilo en Lituania. A pesar de que, tanto la legislación nacional como la internacional, exigen que solicitantes de asilo queden exentos de responsabilidades penales por cruzar ilegalmente la frontera, Lituania no ha cumplido con esta norma. Se inició una investigación previa al juicio y durante la los menores estuvieron detenidos, pasando tres meses encerrados en el centro de detención preventiva de Lukiškės. Las celdas eran compartidas con hombres adultos, quienes los sometieron a humillaciones e insultos constantes entre otras violaciones de sus derechos humanos.

"Esta no es la primera vez que Lituania enjuicia a refugiados que llegan al país. Sin embargo, este es el primer caso en el que se encuentra que el Estado de Lituania es culpable de la aplicación inadecuada del derecho al asilo, en violación de los derechos humanos, resultando en la necesidad de indemnizar a las víctimas por estragos causados a través de las acciones del Estado. Si el sistema de asilo en Lituania no empieza a funcionar correctamente, es muy probable que el número de este tipo de casos sólo siga creciendo ", dijo Jūratė Guzevičiūtė, Director Jurídico de HRMI.

El caso también saca otro problema a relucir; el abuso de la detención como medida de coerción en Lituania. Los tribunales lituanos están demasiados dispuestos a permitir esta medida, equivalente a una pena de cárcel, en hasta el 95% de las peticiones de detención por parte de la fiscalía.

En Lituania, las decisiones relativas a la detención son a menudo "visto buenos" sin la debida atención a las circunstancias individuales, sus vulnerabilidades y otras circunstancias en cada caso. "De esta manera, los jóvenes en este caso fueron encarcelados en Lukiškės sin tener en cuenta todas las circunstancias de hecho y derecho. A pesar de que fueron declarados culpables en una primera instancia, finalmente, gracias a la eficaz defensa legal impulsada por la Cruz Roja, los jóvenes fueron absueltos por el tribunal. Esto significa que fueron detenidos ilegalmente durante más de tres meses ", dijo Jūratė Guzevičiūtė, el Director Jurídico en HRMI.