El Plan de Acción para la Democracia Europea va bien encaminado, pero precisa seguimiento

La Comisión Europea ha presentado hoy su Plan de Acción para fortalecer la democracia en la UE, un intento de reforzar los procesos electorales justos y proteger la libertad y el pluralismo de los medios. Llega en un momento clave.

En los últimos años, las democracias europeas se han vistocada vez más amenazadas debido al auge depolíticos autoritarios, una regulación débil sobre publicidad políticaen internet y las crecientes amenazas a los medios de comunicación y a las organizaciones de la sociedad civil que ejercen una supervisión democrática.

El Plan de Acción para la Democraciaes una buena declaración de intenciones de la Comisión, pero ha llegado el momento de afrontar directamente los problemas existentes y no pasar de puntillas por su lado.

La Comisión ha indicado su intención de regular la publicidad política en línea, en un intento de limitar la microfocalización con fines electorles en las redes sociales.

Debes aceptar las cookies de terceros para poder ver este contenido.

Eva Simon, Experta en incidencia política de Civil Liberties Union for Europe (Liberties), señala:

"Las normas de la publicidad políticaen línea se comparan cada vez más con un caballo de Troya, quepermite que algunos grupos políticos e influencias malignasdistorsionen las elecciones. La intención de la Comisión de presentar una propuesta legislativa que regule la transparencia delcontenido político patrocinado en 2021, es muy oportuna.

Mejorar la transparencia y así saber quién está pagando por los distintos anuncios y a quién están dirigidos, es unprimer paso importante. Pero la transparencia en sí misma noresolverá el problema de las cámaras de resonancia en las redes sociales, donde la posibilidad de escucharargumentos en contra y participar en debates políticos es limitada.

Además de una legislación adecuadaque imponga la transparencia, es preciso que se cumplan las normas deprotección de datos existentes, para que la recolección de datosy la microfocalización sin consentimiento estéprohibida, y sea sancionada si tiene lugar.

Desde que estalló el escándalo deCambridge Analytica, hemos visto cómo se pueden manipularimportantes elecciones a base de recoger datos personales en internet y bombardear a esas personas con mensajes partidistas sin que existan suficientessalvaguardias democráticas".

Eva Simon participó activamente en una campaña colectiva en septiembre a favor de la transparencia total de la publicidad política en internet.

Preservar la libertad de prensa

Pero la democracia no es únicamente unacuestión de elecciones. El sistema debe garantizar que lasorganizaciones que ayudan a que esta funcionecorrectamente, como los medios de comunicación independientes y unasociedad civil fuerte, puedan trabajar sin presiones indebidas.Los juicios mordaza, conocidos como SLAPPs, son un fenómenocreciente en la UE y permiten el acoso y la intimidación de ONG y periodistas por exponer malas prácticas, corrupción o irregularidades de los sectores de poder.

Linda Ravo, consultora de incidencia política en Civil Liberties Union for Europe (Liberties), indica:

"La Comisión tiene razón, es preciso resolver el problema de los pleitos SLAPP, que suponen un grave problema para la democracia. Las empresas turbias y lospolíticos corruptos arrastran regularmente a periodistas,defensores de derechos y organizaciones de activistas de toda la UE aprocedimientos abusivos en un intento de agotar sus recursos, perjudicar su reputación y destruir sus vidas. El único objetivo de estos pleitos es limitar un escrutinio público indeseado".

"Los SLAPPs son una formapeligrosa de censura cuyo objetivo es cerrar medios de comunicación y organizaciones de vigilancia de DDHH cuya labor es que los sectores de poder rindan cuentas, y mantener vivo el debate democrático. Sinembargo, ningún país de la UE tiene una regulación decente para detenereste abuso. Los SLAPPs son un problema en toda la UE, por lo quenecesitamos una solución que aplique normas mínimas en toda la UE.Esperamos que el Plan de Acción sobre Democracia incluya en 2021 una ley fuerte contra los SLAPPs".

Linda Ravo es autora de un modelo de ley anti-SLAPP para la UE que se ha hecho público esta semana, unainiciativa de una coalición de más de 60 ONG y medios decomunicación cuyo objetivo es mostrar a los responsables políticos dela Unión que las normas para proteger a estas organizaciones de los jucios mordaza están al alcance de la mano y que es preciso que tomen medidas cuanto antes.