No hay un debate público sobre los derechos de las personas LGBTI en Bulgaria

Los derechos fundamentales de las personas LGBTI búlgaras, tales como la libertad de asociación y el derecho de reunión pacífica, fueron atacados en 2014 tanto por el parlamento como por los tribunales.

Publicamos otro punto destacado del Informe Anual sobre los Derechos Humanos en 2014 del Comité Helsinki en Bulgaria. Haga clic aquí para leer más puntos destacados.

Todavía no hay un debate público eficaz sobre cuestiones relativas a lesbianas, gays, bisexuales, personas transgénero e intersexuales en Bulgaria. Por otra parte, sus derechos fundamentales, incluida la libertad de asociación y el derecho a la reunión pacífica, fueron atacados en 2014 tanto por obra de iniciativas legislativas como de los tribunales.

El código penal búlgaro no establece aún sanciones específicas para los crímenes de odio o de incitación al odio por motivos de sexo, identidad de género o expresión de género. Por otra parte, la Constitución de la República de Bulgaria no garantiza la igualdad de protección de esas libertades bajo la ley.

La cobertura mediática de la comunidad LGBTI en 2014 siguió siendo débil y en su mayor parte negativa o estereotipada. En muchos programas de tertulias, los activistas LGBTI tienen que enfrentarse a los líderes ultranacionalistas o representantes de grupos formales e informales de la extrema derecha.