Parlamentarios rumanos quieren meter en la cárcel a las personas poco patriotas

Tres años de cárcel por faltar el respeto a Rumanía: los diputados discuten sobre nuevas sanciones graves por no respetar la bandera, el himno, la policía, el poder judicial, etc.

¿Te sientes patriota? Algunos legisladores rumanos están considerando una nueva adición al código penal que podría traducirse en penas de cárcel por no respetar una serie de símbolos y cargos nacionales. El proyecto de ley, que se abrió paso gracias a la mayoría parlamentaria, podría incluso afectar a dibujantes y músicos.

"Grupo de los 36"

La Asociación para la Defensa de los Derechos Humanos en Rumanía - el Comité de Helsinki (APADOR-CH) y otras cinco ONG rumanas protestan por la iniciativa de 36 diputados de la coalición mayoritaria, PSD-UNPR, de volver a introducir en el código penal el cargo de "Delitos contra determinados símbolos" (renombrado como "Delitos contra determinados símbolos nacionales"), un delito que acababa de ser retirado con la aprobación del nuevo código penal.

De acuerdo con la propuesta legislativa presentada por el "Grupo de los 36", en Rumanía se aplicará una pena de hasta tres años de prisión a los autores y distribuidores de discursos, cantos, artículos, películas, canciones, dibujos y caricaturas que expresen falta de respeto hacia la bandera del país, el himno nacional, los emblemas o insignias usados por las autoridades públicas.

Esto podría significar ir a la cárcel por cosas tales como la falta de respeto a la insignia de la Agencia Nacional de Administración Fiscal, el insulto a los escudos de armas de las comarcas y municipios, o la burla de los trajes de los jueces.

El motivo de la mayoría

En la actualidad, la falta de respeto por el himno y la bandera son sancionados, a través de un reglamento especial, con multas (GD núm. 1157/2001). Sancionar la falta de respeto hacia estos símbolos nacionales con una multa es más que suficiente; la aplicación de una sentencia penal a tales actos, que implicaría una investigación penal, el procesamiento penal y el riesgo de encarcelamiento, solo demuestra que los diputados de la coalición mayoritaria quieren impedir la expresión pública de las actitudes y opiniones críticas hacia las autoridades nacionales.

Los firmantes recuerdan a los legisladores que, en vez de restringir de manera arbitraria la libertad de expresión, una manera mucho más creíble de expresar patriotismo consistiría en tramitar proyectos de ley para la plena transparencia de los poderes públicos con el fin de prevenir la corrupción y el gasto discrecional de los fondos públicos.

Las organizaciones piden a los legisladores que rechacen esta "ley de patriotismo". Asimismo, piden al presidente de Rumanía que no promulgue esta ley, en caso de que los diputados no resistan la tentación de actuar, por motivos populistas, como patriotas acérrimos.