Bulgaria es uno de los cuatro Estados de la UE que no toma en consideración las uniones del mismo sexo

Ninguno de los partidos parlamentarios de Bulgaria, desde 1989, ha apoyado nunca una política oficial favorable a la legalización de las uniones civiles del mismo sexo.

El comité de organización del Orgullo de Sofía nos recuerda que 10 Estados miembros de la Unión Europea han aprobado ya una normativa que permite a las parejas del mismo sexo casarse.

Además de estos diez países, otros nueve Estados miembros otorgan a las parejas del mismo sexo la posibilidad de legalizar su relación por medio de uniones no maritales con nombres diferentes según los países: unión civil, asociación registrada, etc.

Las uniones civiles del mismo sexo son legales actualmente en 19 de los 28 Estados miembros de la UE y en otros países europeos, como Liechtenstein, Suiza, Islandia, Noruega, Andorra, San Marino, Isla de Man y Jersey.

De los nueve Estados miembros de la UE que no reconocen uniones civiles del mismo sexo, se ha presentado leyes en cinco de ellos. Sólo en Eslovaquia, Letonia, Grecia y Bulgaria no ha habido ninguna iniciativa.

Amplia oposición

Ninguno de los partidos parlamentarios de Bulgaria, desde 1989, ha apoyado nunca una política oficial favorable a la legalización de uniones civiles del mismo sexo.

El debate público sobre este asunto surgió en Bulgaria en 2008, durante las discusiones parlamentarias sobre la aprobación de un nuevo Código de la familia. Una propuesta consistía en la legalización de parejas estables de sexos diferentes por medio de una unión llamada "cohabitación marital de facto".

A pesar de las solicitudes de los activistas LGTBI para legalizar la cohabitación de parejas del mismo sexo, muchas ONGs neo conservadoras, las instituciones religiosas, los nacionalistas extremistas y los políticos se opusieron a la propuesta.