Convocan a la presentación de informes amicus en el proceso contra la Ley de conservación de datos de Hungría

La Unión de Libertades Civiles de Hungría (HCLU) está buscando urgentemente amicus curiae en apoyo de su proceso contra de la ley de conservación de datos húngara. El caso se encuentra actualmente en el Tribunal Constitucional del país.

En abril de 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea invalidó la Directiva sobre conservación de datos, que unificó las reglas de la conservación de datos selectivos por los proveedores de servicios de Internet y teléfono y determina la accesibilidad de los datos por parte de las autoridades de los Estados miembros. A pesar de esta sentencia, la retención de datos permitiendo acto húngaro está todavía en vigor. En octubre de 2014, la Unión por las Libertades Civiles de Hungría inició un litigio contra dos de los principales proveedores de servicios en un intento de conseguir el Tribunal Constitucional de Hungría que derogue esa ley ilegal.

La ley húngara sobre Comunicaciones Electrónicas ordena a los proveedores la conservación de los datos de comunicaciones telefónicas y de Internet durante seis meses. Esta regla atañe "solo" a la identidad del llamante, su ubicación, la frecuencia de las comunicaciones y otros datos de este tipo, pero excluye los contenidos de las comunicaciones. Sin embargo, estos datos permiten sacar conclusiones precisas con respecto a la vida privada, los hábitos cotidianos y los patrones de viaje de las personas interesadas, incluso sin conocer el contenido de las comunicaciones. Así, pues, la retención de datos de este tipo constituye una intervención grave en la esfera privada de las personas interesadas, así como una violación del derecho fundamental a la protección de datos personales.

Tanto a nivel europeo como nacional, los intentos de justificar las leyes de retención de datos se centran en sus potenciales beneficios para el procesamiento de delitos graves y para la lucha contra el terrorismo. A pesar de estos argumentos, el TJUE ha anulado la Directiva Europea, y, en el plano nacional, el acto de retención de datos de Hungría no es compatible con las exigencias constitucionales húngaras porque incumple los límites de los criterios de proporcionalidad. Debido a las recientes reformas de la legislación húngara y, específicamente, a la jurisdicción del Tribunal Constitucional, la HCLU no puede remitirse directamente al tribunal para establecer que la ley sobre la retención de datos es contraria a la Ley Fundamental de Hungría (Constitución del país).

En su lugar, la HCLU solicitó por escrito que los proveedores de servicios de Internet o por teléfono eliminen cualquier retención de datos de tráfico; los proveedores de servicios se negaron a este pedido, citando la legislación vigente. Entonces la UHLC inició una acción legal en contra de los proveedores de servicios, y durante el juicio solicitó que el caso se remita directamente al Tribunal Constitucional (iniciativa judicial para el control de las normas en un caso concreto). Una de las ventajas de esta maniobra es que se puede hacer durante el proceso en el tribunal de primera instancia y obliga al Tribunal Constitucional a decidir sobre la reclamación dentro de un plazo preciso (con urgencia y no más tarde de 90 días). En el primer día del juicio en el tribunal de primera instancia, los argumentos de la HCLU relacionados con asuntos constitucionales convencieron al juez, quien se refirió puntualmente el caso al Tribunal Constitucional.

La Unión por las Libertades Civiles de Hungría está buscando el apoyo urgente de las organizaciones activas en el ámbito de referencia para que presenten informes amicus. En particular, sería muy útil tener informes amicus que aborden argumentos constitucionales sobre la retención de datos que han sido tomados en consideración en otros países. Si está dispuesto a contribuir con el caso, tenga en cuenta el plazo breve fijado por el Tribunal Constitucional y póngase en contacto con Fanny Hidvégi (jefe del Programa de Protección de Datos de HCLU, hidvegi.fanny@tasz.hu) lo antes posible.