Vídeo: ¿es esto lo más lejos que se puede llegar con la democracia?

En una democracia, se supone que, en último término, el poder está en manos de la gente. Pero, ¿es esta la realidad hoy en día? Crece la sensación de que el juego está amañado y de que no hay ningún árbitro que intervenga y obligue a cumplir las normas.
Cuando echamos un vistazo a Europa y a otras regiones del mundo, vemos cada día que pasa más gobiernos populistas que abusan de su poder y cada vez menos personas que creen que pueden hacer algo al respecto.

Cuando los políticos y otros altos cargos abusan de su poder, ¿quién puede obligarles a rendir cuentas?Solo el 14 % de los ciudadanos húngaros cree que una persona corriente puede hacer algo con respecto a los abusos de poder.

Ve y comparte este vídeo, producido con la ayuda de Transparency International, y anima a otros a alzarse contra aquellos que abusan de nuestra confianza.