Las elecciones aumentan el control de las partidos antivalores en Europa

Los partidos contrarios a los valores de a UE han ganado fuerza en el Parlamento Europeo. Pero aún son posibles varias coaliciones provalores en el nuevo parlamento.

A pesar de que los partidos populistas autoritarios no se han acercado a la mayoría, la UE lo va a tener difícil para seguir protegiendo la democracia, el Estado de derecho y los derechosfundamentales. Esto se debe a que los partidos contrarios a losvalores de la UE que integran los principales grupos políticos en el seno delParlamento Europeo han cobrado más fuerza. Sin embargo, todavía es posible crearvarias coaliciones provalores, aunque solo si los grupos políticosestán dispuestos a expulsar a sus manzanas podridas y a trabajar más allá de sus fronteras políticas. La espera del Brexit podría ofrecer un margen a los eurodiputados que favorezca que esto ocurra.

Como predijimos en nuestro Rastreador electoral #Vote4Values 2019, los partidos antivalores han aumentado su fuerzadentro de las corrientes políticas dominantes. Dicho de otro modo, lostres grupos políticos más grandes integran en su seno a partidoscontrarios a los valores. Y en estas últimas elecciones estos partidoshan ganado más poder e influencia dentro de los grupos que integran.

¿Quieres saber a qué nos referimos con antivalores?Consulta nuestra metodología aquí. ¿Cómo afectará tu vida elpróximo Parlamento Europeo? Echa un vistazo a nuestro manual sobreel PE aquí.

En el siguiente gráfico mostramos lacomposición del Parlamento Europeo tras las elecciones. Las cifrasse basan en la Encuesta Electoral Europea de Politico a las 10:54 del27 de mayo e incluye los resultados finales de 6 países, losresultados provisionales de 19 países y las encuestas nacionalesde salida de 2 países. Hemos marcado en negro a los eurodiputados quepertenecen a partidos contrarios a los valores.

Debes aceptar las cookies de terceros para poder ver este contenido.

Cómo han incrementado su influencia los partidos antivalores en los grupos políticos principales

Los eurodiputados contrarios a losvalores de la UE no necesitan alcanzar la mayoría para bloquear las medidas de la UE por proteger nuestros valores básicos si pueden influir enlos principales grupos políticos desde dentro. Y, tras las últimas elecciones, han aumentado su influencia dentro de sus grupos. Han crecido en número, y/o en relación altamaño de su grupo anfitrión, y/o se han convertido en uno de los partidos más grandes de sus grupos. Así es como quedan losgrupos políticos principales:

  • PPE, centro-derecha. El partidohúngaro Fidesz ocupaba el 5,1% de este grupo en el ParlamentoEuropeo saliente. Tenía 11 de los 216 escaños del PPE. El PPEperdió 34 escaños en total, pero el Fidesz ganó 2.Ahora tiene 13 de los 182 escaños, por lo que constituye el 7,1% del grupo y es el cuarto partido más grandedel mismo detrás de las delegaciones alemana (29), polaca (18) yrumana (14). Anteriormente, era la séptima más grande.
  • S&D,centro izquierda. El Grupo S&D tenía 185 escaños en elParlamento Europeo saliente. Los tres partidos contrarios a losvalores del Grupo S&D ocupaban en total 17 escaños, lo querepresenta el 9,2% del Grupo S&D. Estosson: El Partit Luburista de Malta (que tenía 3 escaños), el PartidoSocialdemócrata de Rumania (que tenía 10 escaños) y elSMER de Eslovaquia (que tenía 4 escaños). El Grupo S&D en suconjunto ha perdido casi 40 escaños, mientras que los tres partidos antivalores se han mantenido casi al mismo nivel (el PSDrumano perdió un escaño). Esto eleva a estos tres partidos al 10,8%de su grupo. Si deciden mantenerse unidos paraprotegerse mutuamente, solo lasdelegación española (20) y la italiana (19) en el grupo les superan en tamaño.
  • Grupo Liberal ALDE. Tanto el partido ANO de la República Checa como el ALDE de Rumanía tenían cada uno 2 escaños en elParlamento Europeo saliente. Entre los dos representaban el 5,8% del grupo, 4 de 69 escaños. Tal como se esperaba, el partido checo ANO pasó de 2 a 6escaños. Pero al contrario de lo que predijeron las encuestas, elpartido rumano ALDE no obtuvo ningún escaño en estas elecciones. Elgrupo ALDE ha aumentado a 110 escaños, por lo que el ANO representa ahora proporcionalmente cerca de la mismacantidad (5,5%) que los dos partidos antivalorescombinados en el anterior Parlamento Europeo. Además de crecer entamaño, el ANO ha pasado de ser uno de los miembros más pequeños de ALDE al quinto partido más grande del grupo.
  • CRE, derecha euroescéptica. El partido polaco PiS (Ley yJusticia) tenía 14 de los 63 escaños del grupo CRE (22,2%) en elParlamento Europeo saliente. Ahora ha crecido a 26 escaños, mientrasque el CRE ha bajado a 59, por lo que ahora representa el 44%del grupo y es más de cinco veces el tamaño del siguiente partido más grande del grupo. Anteriormente, el PiS era elsegundo mayor del grupo después del Partido Conservador de ReinoUnido.

A pesar de que algunas de estas cifras no parecen muy grandes, son lo suficiente para que los partidos antivalores tengan una gran capacidad de influir dentro de sus grupos políticos y, por ende, también sobre lo que hace la UE. Los cuatrogrupos han intentado en el pasado proteger al menos a algunos de suspartidos miembros antivalores de las críticas de la UE.Y ahora que estos partidos han aumentado su fuerza o estatus dentro delgrupo, esto solo puede empeorar.

Cómo podrían los partidos antivalores bloquear las medidas de la UEpara proteger los valores básicos

Los partidos contrarios alos valores de la UE tienen ahora un mayor poder de influencia para persuadir a susgrupos anfitriones de que bloqueen las medidas de la UE destinadas aproteger los valores básicos que no les gustan. Por ejemplo, elParlamento Europeo aprobó recientemente una ley quepermitiría impedir que se destine dinero europeo agobiernos corruptos o queintentan ejercer el control politico sobre el poder judicial. Una medida de este tipo, sin embargo, podría ser difícil de aprobar en el futuro, pues un partido antivalores podría presionar al resto de su grupo paraque votara en contra. Y si tenemos en cuenta que la AEPN deSalvini, el ECR (bajo la influencia del PiS) y cualquier otrogrupo nuevo que surja del Movimiento 5 Estrellas de Italiatambién se opondrá a este tipo de medidas, eso podría bastarpara bloquearlas directamente.

¿Quieres saber más sobre la AEPN, el CRE y el Movimiento 5 Estrellas? Consulta nuestra metodología aquí. ¿Cómo afectará tu vida elpróximo Parlamento Europeo? Echa un vistazo a nuestro manual sobreel PE aquí.

Si pensamos en el futuro inmediato, esto podríasignificar que algunas partes del próximo plan septenal de gasto de la UE (el Marco Financiero Plurianual, o MFP) no reciban lafinanciación adecuada. Por ejemplo, los partidos antivalores podrían ejercer su influencia para bloquear el dinero quese destina a un nuevo fondo de la UE para apoyar a las organizaciones proderechos y democracia en la Unión. La UE también se ha planteadocrear un nuevo sistema de supervisión interna, que vigile que los gobiernos de sus Estados miembros cumplen su obligación dedefender la democracia, el Estado de derecho y los derechosfundamentales. Esto podría asimismo bloquearse, y sería casi imposible que el ParlamentoEuropeo active el procedimiento del artículo 7 (unmecanismo diseñado para impedir que los gobiernos ataquen losvalores básicos, que se ha utilizado recientemente conHungría y Polonia). Podría resultar imposible que el ParlamentoEuropeo lo activara pues requiere una mayoría de dos tercios delos eurodiputados, en lugar de una mayoríasimple.

Cómo podría operar el Parlamento Europeo mediante coaliciones pro valores

Pero no tiene por qué ser así.Los eurodiputados que pertenecen a partidos que apoyan nominalmente losvalores fundamentales de la democracia, el Estado de derecho y losderechos fundamentales constituyen la inmensa mayoría del PE, cerca del70%. Para proteger nuestros valores, deben cooperar más allá de sus líneas políticas y la única forma de hacerloes expulsar a los partidos antivalores que integran sus filas y luego trabajaren coalición.

Los grupos políticos principales no pierden nada deshaciéndose de sus manzanas podridas debido a que ningún grupo político tiene suficientes escaños paragobernar solo. Van a tener que trabajar en coalición pase lo quepase. Y si se deshacen de los partidos antivalores, seguirán sumando suficientes escaños para alcanzar lamayoría.

Vamos a analizar las tres posibles coaliciones pro valores que podrían formarse si el PPE, S&D y ALDEexpulsaran a sus partidos antivalores.

Lacoalición con la mayoría más pequeña sería una gran coaliciónliberal formada por el PPE-S&D-ALDE. Estaría compuesta de 404eurodiputados, y tendria una mayoría de 28 eurodiputados.

Debes aceptar las cookies de terceros para poder ver este contenido. La siguiente coalición más grandesería una Súper Gran Coalición del PPE-S&D-Verdes-GUE/NGL, que sumaría 406 eurodiputados y contaría con una mayoría de 30 eurodiputados.

Debes aceptar las cookies de terceros para poder ver este contenido.

Y la mayor coalición es la Coalición Gran/VerdePlus, con el PPE-S&D-Verdes-ALDE. Esta contaría con 471diputados y una mayoría de 95.

Debes aceptar las cookies de terceros para poder ver este contenido.

¿Cómo afectará el Brexit?

Todavía no disponemos de cifras precisas sobre cómoserán los grupos políticos tras la salida de Reino Unido,que se espera para finales de octubre. No se trata simplemente derestar a los eurodiputados británicos de laecuación, pues algunos de los 73 escaños de ReinoUnido se van a redistribuir entre distintos países de la UE, para adecuar los escaños al aumento de la población desde que se distribuyeron por primera vez entre los Estados miembros. Entérminos generales, lo más probable es que el tamaño del PPE y AEPNaumente un poco, mientras que ALDE, S&D y los Verdes-ALEdisminuirán.

Según los datos de las encuestasrealizadas antes de las elecciones, que incluían cálculosalternativos sobre el tamaño de los partidos después del Brexit,parece que las tres coaliciones que acabamos de nombrar seguirían siendo posibles.

El retraso en la salida de Reino Unido de la UEpodría acabar provocando un retraso en el inicio del funcionamiento delParlamento Europeo, por dos razones.

En primer lugar, podríatener un impacto en las audiencias de la nueva Comisión. Como partedel proceso de selección de los miembros de la próxima Comisión,los Comisarios tienen que asistir a audiencias en el ParlamentoEuropeo y este tiene que votar a continuación paraaprobar el conjunto de nuevos Comisarios. Habida cuenta de que los eurodiputados británicos se marcharán seguramente en los próximosmeses, el Parlamento Europeo podría decidir retrasar las audienciasde los Comisarios. De lo contrario, los eurodiputados británicos acabarían teniendo voz y voto en una Comisión que dirigiría una UE en la que el gobierno británico y suseurodiputados ya no formarán parte.

Ensegundo lugar, podría tener un impacto sobre la forma en que sedistribuyen los recursos y el poder entre los grupos políticos. Cadagrupo político del Parlamento Europeo recibe un presupuesto, elderecho a ciertos cargos en las comisiones del ParlamentoEuropeo y puntos que permiten que cada grupo puje paratomar la iniciativa en materia legislativa. Estos se distribuyensegún el tamaño del grupo. Una vez más, dado que se espera queReino Unido se vaya en los próximos cinco meses, el ParlamentoEuropeo podría decidir esperar para asignar estos derechosdespués del Brexit. De lo contrario, tendría que revisar susdecisiones y cambiar las asignaciones después de la salida de ReinoUnido.

La oportunidad que ofrece el Brexit

Estos posiblesretrasos pueden tener sus ventajas: los grupos políticos delParlamento Europeo disponen de más tiempo del que tendrían paranegociar un acuerdo de coalición. Esto podría dar, por ejemplo, alPPE S&D y ALDE un margen de tiempo para lograr un acuerdo conjunto sobre laexpulsión colectiva de sus partidos antivalores antesde que el Parlamento Europeo inicie sus funciones. La decisión sobrela pertenencia de Fidesz al PPE y del SPD rumano al S&D, por ejemplo, ya estaba planteada para después de laselecciones. Los grupos políticos podrían condicionar suparticipación en una coalición a que se expulse a los partidos antivalores que la conforman.