Liberties lanza una campaña para lograr análisis de impacto de las 'apps' de rastreo de COVID19 en 9 países de la UE

Miembros de Liberties en 9 países de la UE han presentado solicitudes de información sobre las nuevas aplicaciones de rastreo de contactos, seguimiento de síntomas y cumplimiento de la cuarentena introducidas para controlar la propagación de COVID-19.

Las solicitudes de derecho a la información pública nos ayudarán a recopilar información sobre estas applicaciones y así poder comparar los distintos enfoques que se están llevando a cabo en Europa. El objetivo de Liberties y sus miembros es evitar que tanto las autoridades nacionales como las empresas privadas procesen más datos personales de los necesarios para protegernos del coronavirus. También ejercemos presión para tratar de minimizar el riesgo de fuga de datos y otras violaciones de la privacidad.

Nuestra mayor preocupación es que, si bien el objetivo de salvar vidas y medios de subsistencia es sin duda apropiado, abordarlo desde la vigilancia masiva es posiblemente innecesario y desde luego peligroso. Las organizaciones de derechos humanos deben asegurarse de que los gobiernos europeos asumen su responsabilidad de elaborar evaluaciones de impacto con rigurosidad y de que ningún gobierno europeo utilice la pandemia como pretexto para normalizar el uso extensivo de tecnologías de vigilancia digital invasivas.

El objetivo de Liberties es reducir el aumento del nivel de vigilancia. Creemos que las aplicaciones de rastreo de contactos, seguimiento de síntomas y de cumplimiento de cuarentena únicamente deberían utilizarse si se demuestra con pruebas que son eficaces para los fines establecidos y de forma voluntaria. Los principios establecidos en las leyes de protección de datos, como el Reglamento de la Unión Europea sobre Protección de los Datos Personales (RGPD) deben regir estas aplicaciones.

Esta iniciativa quiere recordar a los gobiernos y a la sociedad en general, el hecho de que los derechos humanos son salvaguardias importantes durante situaciones de emergencia, como esta pandemia. Proporcionan confianza a la población -condición previa para cualquier coordinación social exitosa- y, por ende, protegen la salud pública.

Los países que se han sumado a la iniciativa hasta ahora son Bulgaria, Croacia, Eslovenia, España, Italia, Hungría, Lituania, Polonia y Suecia. Miembros de Liberties en Alemania, Bélgica e Irlanda también participan en el proyecto, pero en estos tres países no presentarán solicitudes de derecho de información como primer paso.

Si te interesa unirte a este proyecto, por favor ponte en contacto con nosotros en: info@liberties.eu