Proteger la privacidad en línea - por qué cada voz cuenta

El sector de la publicidad en línea viola sistemáticamente la privacidad de los usuarios. Liberties ha lanzado una petición para tratar de impulsar cambios - aquí analizamos el problema y explicamos qué estamos haciendo al respecto.

Cuando la intimidad es un escaparate

Cuando una persona se conecta a Internet, normalmente recibe publicidad de distintas cosas. A veces los anuncios responden a sus intereses personales. Pero ¿cómo sabe un anunciante el tipo de medicamentos que puede estar buscando alguien?

A través de las cookies. Así es como las empresas recopilan información sobre el comportamiento en línea. Si tienen suficientes datos, pueden inferir una serie de datos muy personales sobre cada persona. Sus aficiones. Sus inquietudes relacionadas con la salud. La religión. Sus intereses sexuales. Sus preferencias políticas. Y mucho más.

Los perfiles de los usuarios se transmiten a miles de empresas en busca del mejor postor. En base a estos perfiles, las empresas de publicidad dimensionan a las personas y deciden en milisegundos quién es un posible cliente. Si detectan buenos candidatos, pujan por el derecho a mostrarles publicidad. Quién ofrece más, logra mostrar su publicidad a un grupo específico de personas. Esto se denomina puja en tiempo real, o RTB.

El verdadero problema de las pujas en tiempo real

A veces los anuncios dan en el clavo, otras no. Pero esa no es la cuestión, incluso a pesar de que pueda resultar práctico a la hora de hacer las compras navideñas. El problema es que las empresas que participan en el sector de la publicidad en línea tienen acceso a los datos personales sin consentimiento. Y el problema también es que los usuarios no tienen control sobre lo que sucede con sus datos, que se han divulgado hasta el infinito.

Las empresas que reciben datos no solo los recopilan y extraen, sino que también los utilizan indebidamente. ¿Te acuerdas del escándalo de Cambridge Analytica? (Si quieres refrescar tu memoria, tal vez quieras echar un vistazo a 'The Great Hack'.) Algo similar puede suceder cualquier día gracias a la filtración de datos del sistema de pujas en tiempo real.

Tus datos son asunto tuyo. Y puedes protegerlos.

En Liberties sabemos que la forma de funcionamiento de las pujas en tiempo real viola la Ley de protección de datos de la UE, el RGPD Así que decidimos pedir a Google y a IAB Europe, la asociación europea para el ecosistema del marketing y la publicidad digital, que dejen de violar nuestra privacidad. Tú también deberías hacerlo. Tus datos son asunto tuyo.

Liberties ha lanzado una petición para que se cambien las normas del sector de la publicidad comportamental, basada en el comportamiento de los usuarios en Internet. En ella, tanto nosotros, como los defensores de la privacidad que la suscriben, pedimos a quienes establecen las normas del sector de la publicidad en línea que respeten la privacidad de los usuarios y elaboren una solución para proteger lso datos de los usuarios.

Google e IAB Europe deben cambiar sus normas, limitar el uso de datos personales y garantizar que los datos personales no se filtren a posibles delincuentes.

Cada voz importa. Firma la petición y protege tu privacidad.

Esta no es la primera acción contra las RTB. En junio de 2019, Liberties y sus socios presentaron una serie de denuncias ante 13 agencias nacionales de protección de datos en 9 países, pidiéndoles que iniciaran investigaciones sobre el sector de la publicidad comportamental. Existen procedimientos en curso en 16 Estados miembros de la UE: Bélgica, Bulgaria, República Checa, Estonia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, Eslovenia, España y Reino Unido. La mayoría de ellos remitieron sus casos a la Comisión de Protección de Datos de Irlanda, que inició una investigación contra Google Irlanda. La Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido también está trabajando sobre el asunto. Publicó un informe provisional sobre AdTech y las pujas en tiempo real.

Para más información sobre esta cuestión, por favor visita la página de la campaña de Liberties.