Organizaciones de DDHH lanzan una nueva llamada sobre el copyright en la UE

Los responsables de la UE deben garantizar que el nuevo reglamento sobre derechos de autor respete los derechos humanos e incluya salvaguardias específicas para proteger la libertad de expresión.

Organizaciones de derechos humanos y de derechos digitales han enviado una carta abierta a los responsables europeos pidiéndoles que incluyan salvaguardias de derechos humanos en la propuesta de Directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital en todo el proceso de negociación. El proceso de negociación entre el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo Europeo está llegando a su fin y los representantes trabajan en pos de una solución transaccional.

Salvaguardias necesarias

Las organizaciones de derechos humanos y de derechos digitales han criticado el artículo 13 desde que se publicó el primer borrador de la propuesta de Directiva. Nuestra principal preocupación era que limitaría nuestra libertad de expresión y la protección de datos pues introduce obligaciones de filtrado (es decir, censura) que deben ser llevadas a cabo por las empresas de plataformas de Internet.

A pesar de que en los últimos meses se han producido algunos avances positivos, las nuevas versiones del artículo 13 propuestas siguen sin estar en consonancia con nuestros derechos humanos básicos. Es preciso incluir una serie de salvaguardias para evitar restricciones excesivas e innecesarias de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Pedimos por ello a los responsables de la UE que se aseguren de que el nuevo reglamento sobre derechos de autor se ajuste a la Carta de Derechos Fundamentales, el documento básico de la UE, que establece los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos europeos. Hemos recogido tres salvaguardias necesarias en materia de derechos humanos.

1) Transparencia

Las plataformas de internet como Google, Facebook y YouTube controlan gran parte de la información disponible en la red, y tienen el poder de clasificar y retirar el contenido a su discreción. Estas plataformas construyen el "Internet" que conocemos hasta ahora. De acuerdo con la Directiva propuesta, podrían además tomar decisiones sobre libertad de expresión sin tener que rendir cuentas ni ofrecer ningún tipo de transparencia.

En los casos en los que el contenido se bloquee o filtre, es fundamental que justifiquen adecuadamente sus decisiones y que estas puedan estar sujetas a mecanismos de recurso adecuados para garantizar la libertad de expresión y de información. Además de proporcionar una alternativa para la resolución de conflictos, la UE podría proporcionar, de forma gratuita, mecanismos jurídicos en toda la Unión para resolver los conflictos entre usuarios, titulares de derechos de autor y plataformas de Internet.

2) Evitar el filtrado automático y el bloqueo de contenido

Pedimos a los responsables de la UE que no introduzcan la obligación de filtrado. El software de filtrado automático es notoriamente impreciso y probablemente eliminará contenidos legales que no violan los derechos de autor y que son fundamentales para el debate y la discusión política y social, como las parodias o citas. Por último, es probable que la obligación general de controlar todo el contenido que suben los usuarios a internet provoque un efecto paralizador de la libertad de expresión, pues seguramente los usuarios se autocensurarán más a la hora de subir contenidos que puedan suscitar la censura de programas informáticos (imprecisos) de filtrado.

3) Sanciones

El artículo 13 va a cambiar el régimen de responsabilidad jurídica. Las plataformas serán sancionadas si dejan pasar contenido protegido por derechos de autor a través de su sistema sin que este tenga un acuerdo de licencia. La solución propuesta crearía un incentivo para que las plataformas pequen de cautelosas y eliminen todo aquello que presente el más mínimo riesgo legal para ellas.

Por otra parte, es importante garantizar que haya repercusiones legales que desincentiven a las plataformas de eliminar contenidos que no violan los derechos de autor. Lo que pedimos es que las plataformas estén sujetas también a una responsabilidad ljurídica respecto a la eliminación de contenidos legítimos generados por los usuarios, pues de esta manera cambiarían su actitud y se protegería de forma más eficaz el contenido de los usuarios.

La carta abierta original está disponible aquí.

La carta ha sido firmada por las siguientes organizaciones:

Civil Liberties Union for Europe (Liberties)

Associação D3 - Defesa dos Direitos Digitais

Association for Progressive Communications

ANSOL - Associação Nacional para o Software Livre

APADOR-CH Romania

Bangladesh NGOs Network for Radio and Communication (BNNRC)

BlueLink Foundation

Bulgarian Helsinki Committee

Center for Democracy and Technology (CDT)

Italian Coalition for Civil Liberties and Rights

COMMUNIA

Electronic Frontier Foundation

Frënn vun der Ënn

Miklos Haraszti, former OSCE Representative on Freedom of the Media

Hungarian Civil Liberties Union

Index on Censorship

Kennisland

Platform for the Defence of Freedom of Information

Rights International Spain (RIS)

South East European Network for Professionalization of Media (SEENPM)

Spanish Internet Users Asociation

The Human Rights League – Belgium

XNet