Dovilė Šakalienė, Zenonas Streikus y Robert Šarknickas, miembros de la coalición gobernante en el Parlamento, dieron un buen susto a los periodistas lituanos con su propuesta de obligar por ley que al menos el 50 % de todo el contenido publicado en medios de comunicación fuera información "positiva".

Esta media informativa debía colocarse "al comienzo de los programas informativos o en las primeras páginas de cualquier publicación".

¿Demasiada información negativa sobre los políticos?

El memorándum explicativo que acompañaba la propuesta de ley afirma que la corrupción, los abusos de poder y otros problemas "con frecuencia se convierten en el foto de atención de los medios de comunicación".

De acuerdo con los redactores de la propuesta de ley, esto "contribuye a que el público se sienta decepcionado con las autoridades públicas y se distancie de la vida política y, a la par, promueve la desconfianza en los medios de comunicación y en la información que publican".

Los redactores alegaron también que sus enmiendas ayudarían a proteger la salud mental del público.


La propuesta de ley "ayudará a los medios de comunicación"

Cuando miembros de los medios de comunicación expresaron su indignación ante este intento de introducir censura, los redactores de la propuesta no se inmutaron ni la abandonaron.

De acuerdo con una de ellos, la diputada Dovilė Šakalienė, la ley no pretende censurar, sino "ayudar a los medios de comunicación a publicar contenido más positivo junto a la información negativa", así como "ayudar a los periodistas que quieren ofrecer una información más positiva".

La diputada sostuvo asimismo que se trataba de un intento de evitar propuestas más radicales de restricción de los medios de comunicación que había escuchado de sus compañeros en el Parlamento.


Rechazar otro ataque contra la libertad de prensa

La proposición de ley no se desechó hasta que se convirtió en objeto de una encendida polémica pública. Es más, los diputados que la propusieron pasaron a afirmar que no eran los que la habían redactado: habían "tomado" la proposición, dijeron, de un ex diputado que redactó la enmienda, pero nunca la sometió a consideración parlamentaria.

La Constitución de la República de Lituania prohíbe la censura de los medios de comunicación y garantiza su libertad. La libertad de prensa está también protegida bajo el Pacto Europeo de Derechos Humanos, que garantiza que los medios de comunicación tienen amplios derechos para publicar información que resulta relevante para el público.

No es este el primer intento (fallido) por parte de los actuales diputados de restringir los medios de comunicación de alguna manera. A finales de 2016, los diputados propusieron una modificación del Código Civil para acusar a los periodistas de difamación por publicar información imprecisa referente a una personalidad pública, incluso cuando el periodista lo hacía con buenas intenciones.