Manzanas, plátanos y construir una coalición pro-valores en el PE

Aproximadamente 7 de cada 10 eurodiputados del próximo PE pertenecerán a partidos que apoyan los valores fundamentales. Entonces, ¿por qué no existe la garantía de una coalición pro valores mayoritaria?

Imaginemos que en lugar de partidos, Europa está gobernada por plantas. En tu país, está el Partido del Plátano, el del Romero y el del Café. Cuando los eurodiputados del Partido del Plátano lleguen a Bruselas, se asociarán a un "grupo político" junto con partidos de otros países que son ideológicamente afines. Así que los plátanos se sentarán con las manzanas y las naranjas en el grupo político de la fruta. Los eurodiputados del Partido del Romero formarán un grupo político de hierbas con partidos de hierbas de otros países. Y el Partido del Café irá a buscar un Partido del Té y un Partido del Cacao para formar un grupo político de bebidas.

Una mezcla extraña

Lo que vengo a decir, es que los partidos de centro izquierda suelen sentarse juntos en un grupo político compuesto de partidos de centro izquierda, al igual que los partidos de centro derecha y que los de otros colores políticos. ¿Quieres una lista completa? Aquí tienes una que hemos elaborado. Y aquí puedes consultar a qué grupos políticos pertenecen los distintos partidos de tu país.

Sin embargo, existe un problema con esta forma de funcionamiento: todos los grupos políticos principales del Parlamento Europeo tienen entre sus filas a algún partido que ha recibido críticas de la UE por atacar valores básicos como la libertad de prensa o la independencia judicial. Esto significa que si tú votas por alguno de los grupos políticos más antiguos, lo más probable es que tus representantes estén colaborando con partidos de otros países de la UE que están atacando las libertades básicas. Es decir, que tus eurodiputados plátano están trabajando alegremente junto con una cepa estranguladora que está asfixiando a los jueces de otro país.

Debería ser sencillo

No tiene por qué ser así. Tus representantes políticos no deberían colaborar con partidos de otros países que intentan destruir las libertades civiles. Al contrario, podrían expulsar a los partidos que están violando los valores básicos y formar nuevas coaliciones. Debería ser sencillo, teniendo en cuenta que cerca del 70 % de los eurodiputados pertenecerán a partidos que aparentemente defienden los valores fundamentales de la UE.

El mes pasado lanzamos el Rastreador de Elecciones #Vote4Values 2019. Puedes ver en qué grupos políticos están representados los partidos problemáticos y comprobar qué partidos nacionales trabajan con ellos. Y luego puedes analizar cómo podrían formar coaliciones que protejan los valores básicos los eurodiputados provalores, ponerte en contacto con los candidatos a las elecciones y pedirles que no trabajen con manzanas podridas de otros países.